Los gatos son desde hace tiempo el gran hype de internet. Nada se viraliza más rápido que un vídeo de gatitos jugando, dando saltos mortales o bailando el último hit de Beyoncé. Como lo nuestro son los viajes por Europa, hemos querido traeros las 5 ciudades a las que viajar para vivir una experincia gatuna no apta para los que padezcan ailurofobia. ¡Miau!

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos

Estambul, Turquía

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Estambul

Gato con Santa Sofía al fondo – Flickr: TooN Laurent

La atracción más fotografiada de Estambul no es la Iglesia de Santa Sofía, la Torre de la Doncella o el Gran Bazar, no, la atracción más fotografiada de la capital turca son los miles de mininos que viven en sus calles, llegando a tener incluso un tumblr exclusivo. Los gatos son muy apreciados por la religión musulmana, ya que cuenta la historia que un gato mató a una serpiente venenosa que quería acercarse a Mahoma. A pesar de que las especies propias de Turquía son el gato Van Turco y el Angora Turco, por sus calles es posible encontrar una gran diversidad de razas. Los estambulitas además los adoran ya que acaban con las ratas y los ratones. Les dejan comida y agua en cada esquina, así que los gatos, que están muy bien alimentados, los adoran a ellos también.

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Comilón

Kotor, Montenegro

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Kotor

Gato bostezando en el casco antiguo de Kotor – Flickr: Alexandra Zakharova

Otra ciudad en la que los gatos gozan del mismo status que las vacas en la India es Kotor, en Montenegro. Los felinos son los dueños del casco antiguo de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se mueven libremente tanto por las calles como por hoteles, restaurantes, tiendas y en las casas. En la zona cercana a la Iglesia de Santa María es donde se concentra el mayor número de gatitos de todo Kotor. Literalmente, el paraíso terrenal de los gatos, con incluso una tienda temática única y exclusivamente de gatos, a los que dona un porcentaje.

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Cuidados

Ámsterdam, Países Bajos

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Ámsterdam

El Poezenboot – Wikimedia Commons: Oxymon

La ciudad de los canales no podría tener un santuario para gatos en otro lugar que no fuera en una casa-barco. El Poezenboot, en holandés literalmente barco para gatos, se encuentra en uno de los canales situados en la parte occidental de la capital neerlandesa, y a pesar de la eterna animadversión de los gatos con el agua, es uno de sus mayores refugios en Ámsterdam. Allí, las docenas de minimos se muestran encantados con su hogar, donde reciben comida, atención médica así como la visita de turistas, curiosos y por supuesto, amantes de los gatos que pasan un rato con ellos.

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Marinero

Ypres, Bélgica

Omio: 5 ciudades para gatos - Ypres

La Minnecke Poes, uno de los símbolos del festival de Ypres – Flickr: Cedric Dubois

Se ve que por la zona de Benelux les gusta la temática gatuna, porque en Ypres es posible encontrar un festival dedicado a los gatos, el Kattenstoet. Se celebra desde 1955 el segundo domingo de mayo. La última edición tuvo lugar el 13 de mayo de 2012 y la siguiente será el 10 de mayo de 2015. El desfile conmemora una tradición de la Edad Media en la que los gatos eran lanzados desde la torre del campanario a la plaza de abajo. Por suerte, en la actualidad no se lanzan a los pobres gatitos, sino que la gente se disfraza de gatos, ratones, brujas y personajes variopintos de la época mientras bailan y hasta maúllan.

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Fiesta

Karlsruhe, Alemania

Esta es la guardería a la que todo amante de los gatos querría llevar a sus hijos, o incluso volver a la infancia. En Karlsruhe, el artista Tomi Ungerer, en colaboración con la arquitecta Ayla Suzan Yöndel, diseñó una escuela infantil en forma de gato, incluyendo orejas, morro y cola, que se convierte ¡en un tobogán! Y para lo que se queden con ganas de ver algunos de verdad, el zoo de esta ciudad alemana cuenta con algunos ejemplares de gatos grandes, como el gato montés.

Omio: 5 ciudades para los amantes de los gatos - Escuela

¿Conoces algún otro sitio de gatos que se nos haya pasado? ¿Quieres darnos tu opinión? Hazlo a través de nuestro Twitter @GoEuroES

Irene Hernandez

Soy madrileña y actualmente estoy viviendo en Berlín. No podría imaginarme la vida sin viajar y siempre que puedo me escapo a cualquier parte para seguir descubriendo mundo.