La región de Norte-Paso de Calais-Picardía o Altos de Francia se ha dado a conocer en España, y en gran parte de Europa, a través de la taquillera comedia francesa «Bienvenidos al Norte». A pesar de aparecer en este filme, se trata de una de las regiones menos visitadas por los turistas, aún siendo considerada por muchos como una de las más bellas de toda Francia debido a su naturaleza característica de playas salvajes, verdes colinas y una costa salpicada por pueblecitos de pescadores.

También merece la pena mencionar su gastronomía muy influenciada por el país vecino, Bélgica. Por supuesto las patatas fritas son un elemento fundamental del menú y a pesar de producirse buen vino, es su cerveza lo que no deberías parar de tomar, ya que es considerada una de las mejores del mundo.

Si tienes el lujo de visitar esta región, deberías leer las recomendaciones de nos han dado los siguientes blogueros de viajes, seguro que te dan ganas de empezar a hacer la maleta.

 

Salta Conmigo: Lille

gracias Sara y JAAC, Saltaconmigo.com

Lille es probablemente una de las grandes ciudades francesas más desconocidas para los turistas españoles… ¡gran error! A nosotros nos encantó. Hay muchísimo que descubrir: desde los edificios de colores, las callejuelas y los impresionantes palacios del centro histórico, hasta la parte más moderna, Euralille, pasando por la ciudadela y su parque.

A poca distancia de Lille están la zona de Clairmarais con sus marismas, la bonita ciudad de Douai, Lewarde con su centro histórico minero –¡se puede entrar en la vieja mina!–, el impresionante museo de Louvre Lens, la costa de Ópalo, y los bunkers de la Segunda Guerra Mundial, entre otras cosas.

La gastronomía es otra gran arma de seducción de Lille y de su región, Nord-Pas-de-Calais. Estamos en el “Flandes francés” y la cerveza es más típica que el vino pero los quesos también son protagonistas –el más popular es el maroilles–. El plato típico por excelencia: la carbonade flamande que se puede probar en los típicos “estaminets”.

 

Volando voy: La Grand Place de Lille

gracias Diego, volandovoyviajes.com

TOP Lille 📷 par @__maryb__ • #toplillephoto Allez sur la galerie à la une pour partager les ❤️ #communityfirst

Una foto publicada por Lille (@toplillephoto) el

«El punto neurálgico de la ciudad es la Grand Place de Lille, uno de los lugares mas emblemáticos de esta preciosa ciudad y punto de encuentro para muchos de sus vecinos.

Su verdadero nombre es La Place du General de Gaulle y su fisonomía es casi idéntica a la gran plaza de Bruselas o a la de algunas ciudades de Holanda.

Además de acoger algunos de los edificios mas importantes de la localidad, la Grand Place de Lille es también el lugar escogido para la celebración de muchos festivales , eventos y mercados de todo tipo.

La famosa Feria de Lille se celebra en este enclave, lugar idóneo gracias a su gran tamaño y amplitud , lo que permite acoger a centenares de personas

 

Mi maleta y yo: Escapada a la playa de París

gracias Helena, mimaletayyo.com

«Si partimos de que el sobrenombre de Le Touquet es “Paris-Plage” (es decir, “playa de París”) al llegar allí, uno se encuentra con lo que en un primer momento se imagina: una de las ciudades playeras con más glamour del norte francés. Y… no es para menos, ya que desde el siglo XIX, sus aguas reciben a gran parte de la jet-set parisina, que dejan escapar su tiempo en instalaciones como el casino, el hipódromo, el club náutico o simplemente en sus hoteles.

Los orígenes de la ciudad se remontan al año 1837, cuando un notario parisino (Alphonse Daloz) quiso crear en la zona una granja. El proyecto no prosperó, sin embargo, plantó un pinar que a día de hoy aún llama la atención. Años después, en 1900, un empresario inglés (John Whitley) vio en la zona el lugar ideal en el que instalar una estación balnearia de lujo y fue así como poco a poco se levantó esta ciudad-balneario que, vivió su época dorada en los años 20, cuando la alta sociedad británica y parisina desfilaba por sus calles y frecuentaba su casino. Aún a día de hoy, pese a que en la segunda Guerra Mundial sufrió diversos daños, conserva ese carácter pijillo y de vez en cuando alguna “celebrity” se deja caer por la zona. «

 

Soy viajera: Lens

gracias Mery, soyviajera.com

«A poco más de media hora del centro de Lille encontramos la población de Lens, un buen lugar para comer en un estaminet, el restaurante típico de la región Nord Pas de Calais ambientado en la época minera. Sin embargo, ese no es el tesoro que Lens esconde al viajero…

El Louvre Lens es un museo arquitectónicamente moderno e integrado en el paisaje, diseñado por los arquitectos japoneses SANAA, Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa y una auténtica sorpresa para el visitante.

Los arquitectos diseñaron el museo pensando en dar más importancia al contenido que al continente, es por ello que optaron por una construcción horizontal y paredes de cristal donde se fundiera el exterior con el interior. Los arquitectos querían que las más de 200 obras que expone el Louvre Lens fueran el principal atractivo para el público, así como su moderna técnica museística cuya máxima expresión es La Galerie du Temps