Nos situamos a inicios del siglo XIX, a unos 22 kilómetros de Badajoz, en dirección a Sevilla. Ahí, concretamente en la localidad de La Albuera tuvo lugar una de las batallas más sangrientas de la Guerra de la Independencia Española. En este pueblo extremeño se enfrentaron las fuerzas aliadas, formadas por tropas españolas y anglo-portuguesas, contra las napoleónicas, junto con caballería polaca, el día 16 de mayo de 1811. Desde 1965, los habitantes de esta localidad recrean esta reñida lucha que acabó sin vencedor claro y se saldó con la muerte de unos 10.000 soldados de ambos lados. En un nuevo número de ”Sin aeropuerto a la vista”, nos plantamos esta vez en la Extremadura del siglo XIX para revivir la Batalla de La Albuera.

Del del 16 al 18 de mayo tiene lugar la recreación histórica de esta batalla en la localidad pacense, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, que cuenta con la presencia de distintas asociaciones expertas en la materia, además de descendientes de los combatientes que sobrevivieron. A lo largo de estos días se organizan diversos actos de ocio y culturales en tono festivo que atraen cada año a miles de turistas.

Omio: La Batalla De La Albuera - Ejecución de un capitán francés

Ejecución de un capitán francés – Flickr: Daniel Lombraña González

El primer día, los cinco ejércitos, con sus respectivos y llamativos uniformes, desfilan por el pueblo para terminar formando en la plaza de la villa, donde allí presentan sus armas para la batalla. Se pasa revista a las tropas, se izan las banderas y se interpretan los himnos. Después de varias actividades en honor a los caídos durante esa batalla, los ejércitos se retiran al “Campamento Festero” donde tiene lugar la primera de las verbenas populares.

Omio: La Batalla De La Albuera - Disparos

Estallidos en la batalla – Flickr: Gotardo González

A lo largo del segundo y tercer día tiene lugar el mercado de época, el tren turístico, la degustación de gastronomía o la posibilidad de hacerse fotos con algunas de las vestimentas que se llevaban. También se abre un espacio para que los asistentes a la fiesta puedan escenificar alguno de los episodios de la batalla, hay representaciones teatrales por la calle, y todo esto sin olvidar el plato fuerte: la Batalla de La Albuera en sí misma, por los alrededores del Puente Viejo.

Omio: La Batalla De La Albuera - Caballeria

Caballería en la batalla – Flickr: Ignacio García

Es uno de los momentos más emotivos y esperados tanto por los albuereños como por los turistas que vengan de fuera. Vestidos con sus uniformes respectivos, los soldados se sitúan en sus posiciones y recrean la especial forma de combatir de la época, junto con el ruido y humo de armas y cañones. Aunque en esta ocasión, la batalla termina en otra verbena en el “Campamento Festero”, por lo que no hay que lamentar daños personales, más que aquellos ocasionados por una buena fiesta.

Omio: La Batalla De La Albuera - Badajoz

Badajoz de noche – Flickr: Gotardo González

Por su proximidad con Badajoz, vale la pena hacer una escapada de un par de días a la ciudad extremeña y pasear por su casco histórico, admirando la belleza de Plaza Alta, las Casas Mudéjares o la Alcazaba. Haciendo un alto en el camino en alguno de los restaurantes del centro, como la Taberna La Giralda, donde se podrá degustar productos de chacinería de cerdo ibérico, como la panceta, junto con otras especialidades pacenses, como el zorongollo. Y todo eso remojado por un pitarra, el vino propio de tierras extremeñas.

Irene Hernandez

Soy madrileña y actualmente estoy viviendo en Berlín. No podría imaginarme la vida sin viajar y siempre que puedo me escapo a cualquier parte para seguir descubriendo mundo.