En los últimos años, las aplicaciones de citas online han ofrecido a los solteros/as nuevas oportunidades para participar en el “juego del amor”. Hay muchos programas disponibles, como Tinder, Happn, Plenty of Fish, y el más novedoso, Lovoo. Teniendo tantas opciones a sólo un click, y habiendo escuchado todo tipo de opiniones sobre su efectividad, hemos querido probarlos para entenderlos mejor. ¿Han llegado estas aplicaciones para quedarse, o son simplemente una moda? Y, lo más importante, ¿qué tipo de conexiones se pueden hacer en éstas? Fee, la fundadora de eatdrinklovepassion, satisface nuestra curiosidad con su investigación, probando Lovoo a través del continente. A medida que vaya recorriendo países, irá subiendo sus descubrimientos a nuestro blog para que podamos entender mejor este nuevo fenómeno del ligue.

Omio: Online Dating en Ibiza

1. ¿Por qué decidiste quedar con él?

Por su mensaje audaz y directo.

2. Describe la cita en una sola palabra

Gin-tonic. No es una palabra, técnicamente, pero es muy acertada.

3. ¿Quieres verlo de nuevo?

SI / NO

Dicen que «lo que pasa en Ibiza, se queda en Ibiza», pero no para mí. Las historias son mucho más divertidas cuando se comparten con los demás. Así que mi historia comienza en el lugar cuya reputación es la de ser la isla de la fiesta final. Lo que explica por qué ahora me encuentro un poco mal por el desgaste y con un dolor de cabeza matador en un café de una playa de Ibiza. Me siento como si un camión hubiera pasado por encima de mi cabeza ayer. Tal vez dos veces.

Hay dos cosas que son responsables de mi actual infierno: gin-tonic, y Nacho, un chico español de Alicante. Tuvo el honor de ser el primer chico que conocí para mi serie de artículos ‘Citas LOVOO’. Por una feliz coincidencia, mi viaje a Ibiza fue durante el fin de semana de apertura de la temporada, por lo que, justo después de dejar mis maletas, ya estaba de camino a la fiesta Circoloco en DC10. En el club me conecté a LOVOO para probar suerte en la búsqueda de mi primera cita. Reduje el radar a 200 metros de distancia y un español, Nacho, apareció en mi pantalla. «Gin-tonic, en la barra junto al DJ», decía un mensaje que llegó un momento después. Así que, ¿por qué no?

30 minutos más tarde había terminado el gintonic número tres y estaba dándolo todo en la pista de baile con Nacho, con una música electro impresionante y a la luz de la puesta de sol. No me daba cuenta de lo que pasaba a mi alrededor y realmente estaba disfrutando el momento. Como ya había oído antes, los españoles son encantadores a su manera. Después de dos copas más renombré a mi cita «Nacho el Macho», ya que cumplió cada cliché que yo había oído sobre los españoles: audaz, encantador y seductor, pero sin ser intrusivo. Bebí un poco de agua para combatir el rápido aumento de los niveles de alcohol y, mientras estaba sentada en el rincón más tranquilo del club, pensé en las últimas horas con Nacho. Mi primera cita LOVOO no había sido en absoluto como esperaba. Tenía la esperanza de hablar sobre conocer tranquilamente a alguien, tener conversaciones profundas y todas esas cosas que se supone que suceden en la primera cita. Estaba absorta en mis pensamientos cuando Nacho apareció de repente, ofreciendo otro gin-tonic. Obviamente, acepté. No es la decisión más inteligente que he tomado en mi vida. Me desperté hace dos horas, un poco confundida y con una resaca en mi habitación del hotel. No he recibido ningún mensaje de Nacho, y no tengo nuevos contactos en mi teléfono. En conclusión, no creo que Ibiza sea el mejor lugar para desarrollar relaciones a largo plazo, o tal vez algo más que una noche. He preparado mi maleta y pronto dejaré la isla del flirteo rápido y las fiestas salvajes en busca de algo un poco más significativo. Estoy de camino a Madrid y tengo curiosidad por las sorpresas que la capital tiene para mí. Ibiza fue un comienzo inolvidable e inmejorable. ¡Gracias por una noche maravillosa, Nacho el Macho!

¿Te ha gustado el artículo? ¿Quieres añadir algo? Cuéntanoslo a través de Twitter @GoEuroES

Fee

Fee y Luisa son las fundadoras del blog de viajes y estilo de vida “eatdrinklovepassion”. Sus posts consisten en excitantes historias de viajes y consejos de expertas para encontrar los bares, restaurantes y destinos de viaje más encantadores alrededor del mundo. Han escrito sobre el lejano Hong Kong, pasando por la cosmopolita Nueva York hasta la bohemia Berlín, y todo lo que hay en medio.