Croacia es un destino increíble pero poco conocido y fue el primer protagonista de mi blog viajesyeventos.es, hoy gracias a la invitación de Omio a escribir en su blog, quiero descubriros algunos de sus más bellos rincones.

Las conexiones aéreas entre España y Croacia son muy buenas, llegar en tren desde cualquier punto de Europa es muy fácil y recorrer el país en coche muy gratificante. Quiero hablaros de esta tercera opción: recorrer Croacia en coche. Debido a las características físicas del país es fácil hacer una ruta de norte a sur o a la inversa por la costa.  Lo más recomendable es volar hasta Zagreb, alquilar un coche y realizar una ruta hasta Dubrovnik o a la inversa. Si coges el vuelo de ida y vuelta en la misma ciudad tendrás que realizar una ruta más circular pero también es posible.

Dubrovnik (119)

Me gustaría hablaros de los lugares que no os podéis perder si realizáis una ruta cultural en coche desde Dubrovnik a Zagreb, con una parada en uno de los más bellos parques naturales que he visitado jamás.

Para realizar la ruta tranquilamente y alojándoos cada noche en una ciudad o pueblo diferente lo ideal es emplear unos 8 días, sobre todo si es verano y queréis pararos a daros un chapuzón en sus playas, todas de rocas, eso sí.

Dubrovnik (243) (2)

La ruta empieza en Dubrovnik, la perla del mar Adriático que baña la costa croata. Las murallas que rodean el casco antiguo son unos de los grandes encantos de la ciudad. Se pueden recorrer a pie, admirarlas por la noche desde lo más alto del teleférico de la ciudad o disfrutarlas desde el mar durante un paseo en barco hasta la isla vecina de Lokrum.

Lo mejor de ir en coche es que puedes marcar tu propia ruta, parando en los pueblos o playas que más te gusten. Antes de llegar a Zadar hay algunas visitas muy recomendables como subir al campanario de la Catedral de Trogir, bañarte en las aguas cristalinas de Makarska, sorprenderte con la pequeña muralla china de Ston o perderte en las impresionantes ruinas del Palacio Diocleciano de Split.

Zadar.jpg (135)

Zadar es una ciudad sorprendente que ha sabido mezclar a la perfección su gran legado histórico, como la iglesia de planta circular de San Donato, con otros atractivos más modernos como la Oda al Sol y su Órgano Marino, que hacen que las puestas de sol en este lugar sean únicas.

En este punto de la ruta es el momento de dejar a un lado la costa para descubrir uno de los tesoros que esconde la naturaleza de Croacia. Tras pasar por una zona rural, con sus campos de cultivo y sus características casas, llegarás a Los Lagos de Plivitze, un Parque Natural donde las grandes cascadas y los inmensos lagos son los protagonistas.

KRK (34)

En esta ruta no podía faltar la visita a una de las más de 1.200 islas que tiene Croacia. Escogimos la isla de Krk porque es la única isla a la que puedes acceder directamente en coche atravesando un impresionante puente que con sólo 1,5km de longitud ha entrado en el libro Guiness de los Records por tener el arco circular de cemento más amplio del mundo.

La ruta termina en Zagreb, capital de Croacia, un ciudad rebosante de actividad, espacios verdes e históricas construcciones.  Es un lugar ideal para hacer las compras de última hora, descubrir la gastronomía croata en una de sus miles terrazas o disfrutar de algún espectáculo al aire libre.

Ésta es sólo una idea de la cantidad de rutas que se pueden realizar por Croacia, podrías incluso pasar las vacaciones de isla en isla o recorriendo únicamente sus Parques Naturales. Para una primera visita te propongo una ruta variada como la de este post, pero tú eliges, escoge tu método de transporte y lánzate a conocer Croacia.

Irene Hernandez

Soy madrileña y actualmente estoy viviendo en Berlín. No podría imaginarme la vida sin viajar y siempre que puedo me escapo a cualquier parte para seguir descubriendo mundo.