Rejuvenecer

Bienvenidos al sexto número de The Window Seat. Este mes, mientras el invierno va terminando, salimos de la hibernación para rejuvenecer nuestra mente, cuerpo y alma.

Hurray for Hollywood! Los Angeles is one of the most visited cities in the world. Credit: Gerson Repreza/Unsplash

Los Ángeles: Una guía de la ciudad

¿Quieres una dosis de hospitalidad californiana? Descubre la magia de Los Ángeles

¿Hay alguna ciudad en el mundo que sea más perfecta que Los Ángeles? Con su clima idílico y su ritmo relajado, Los Ángeles no es solo una ciudad cosmopolita con ambiente playero, calles y paseos marítimos bordeados de palmeras, kilómetros de senderos para caminatas e innumerables olas para surfear. También es un punto de encuentro de personas creativas, con tecnología de vanguardia y diversidad cultural. Si no sabes qué hacer en Los Ángeles, no te preocupes, en esta ciudad podrás encontrar innovadores restaurantes, galerías, museos contemporáneos y una animada
vida nocturna.

Claro que Los Ángeles es famosa por el brillo y el glamour de Hollywood, y su obsesión por las bebidas detox, el yoga y las afinaciones espirituales, y aunque muchas veces es objeto de burla a causa de esto, no se puede negar que la ciudad hace honor a su apodo y hechiza a todos los que
la visitan.

Lo más importante que hay que saber sobre Los Ángeles es que no es una ciudad, sino una metrópolis urbana en expansión que se compone de varias ciudades diferentes dentro de una ciudad. Cada una de ellas (West Hollywood, Downtown, Beverly Hills, Silver Lake, Santa Mónica, Venecia, e incluso la vecina Malibú) tienen sus propias personalidades distintivas y necesitarás mucho tiempo para explorarlas. El mayor desafío no es qué hacer, sino qué versión de Los Ángeles te gustaría ver durante tu visita.

Dónde comer

Los Ángeles está repleto de los restaurantes más populares de Estados Unidos que satisfacen todas las restricciones dietéticas. Puede que les falten estrellas Michelín, pero las mejores experiencias gastronómicas de Los Ángeles son las que hacen que la cocina californiana sea tan única, centrada en las verduras, lo orgánico, innovador, fresco y saludable. Vivir en una metrópolis soleada hace que todos quieran verse y sentirse lo mejor posible.

Café Gratitude es la experiencia californiana por excelencia, no podrás tenerla en ningún otro lugar: comida vegetariana donde cada plato es una autoafirmación. Gjelina tiene de todo, incluyendo pizza, pero es conocida por introducir un nuevo tipo de cocina vegetariana de mentalidad californiana. No es fácil conseguir una reserva en este popular local, así que ve a primera hora si quieres sentarte en una mesa en el patio.

Malibu Farm tiene unas amplias vistas del océano que combinan perfectamente con la sangría blanca cualquier día. Platos simples, deliciosos y conscientemente elaborados que reflejan la cultura de la costa californiana, además la vibración bohemia del café. Alfred Coffee es la cafetería más de moda de Los Ángeles, un lugar donde podrás conseguir tus mejores fotos para Instagram. En este sitio se reúnen por igual influencers, gente cool y famosos. Cada taza de café en Alfred forma parte del estilo de vida perfecto de Los Ángeles.

Qué hacer

Con tanto sol, no es de extrañar que los angelinos pasen su tiempo libre en la playa.
Foto: Dane Deaner/Unsplash

El cartel de Hollywood es una de esas rutas icónicas que no puedes perderte en Los Ángeles. Es una gran excursión matutina a través de uno de los parques urbanos más grandes de América, Griffith Park, y las montañas de Santa Mónica, que te recompensará con algunas de las vistas más espectaculares de Los Ángeles.

Abbot Kinney Boulevard en Venice es un lugar genial para pasar una tarde. Navega por las tiendas boho mientras tomas un café con leche de avena helado. Los canales de Venecia son otra joya, junto con la famosa Venice Beach al atardecer, con patinadores, culturistas, adivinos y vendedores ambulantes. También puedes alquilar una bicicleta y recorrer el camino costero hasta Santa Mónica.

Si visitas el muelle de Santa Mónica después de la puesta de sol, podrás viajar al pasado. El parque de atracciones, junto con la noria y el algodón de azúcar, parece más un plató de cine que un muelle de un paseo marítimo de la vida real. Recuerda que estás en La La Land, así que déjate llevar y no pares de sacarte selfies.

El Bungalow es un gran lugar para relajarse con un cóctel en la mano. Un lugar nocturno muy peculiar que parece más una casa de playa que un bar. El Bungalow tiene una mesa de billar, un ambiente moderno y está decorado con tablas de surf antiguas.

Si estás cansado de la playa, toma la recientemente expandida línea de metro Expo en el centro para explorar la escena artística. The Broad, el museo contemporáneo de 120.000 m2, cuenta con una colección de 2.000 obras entre las que se encuentran Warhol y Koons, siendo un punto de interés enorme. La entrada es gratuita, pero es mejor reservar online para evitar las largas colas.

Dónde dormir

West Hollywood Edition

El West Hollywood Edition es un buen ejemplo de la sofisticación californiana. El nuevo edificio de Sunset Boulevard y la primera propiedad de Ian Schrager Edition en la Costa Oeste, el West Hollywood, fue diseñado por el arquitecto británico John Pawson y rinde homenaje a SoCal con sus especies autóctonas de las plantas de California, sus colores neutros, sus paredes deslizantes y su diseño minimalista. El bar de la azotea del hotel es una visita obligada, no solo por sus cócteles, sino también por sus vistas panorámicas que abarcan desde las colinas de Hollywood y el centro de la ciudad, hasta el océano Pacífico. El íntimo club nocturno del sótano, Sunset, con DJs invitados, transmite el espíritu del Sunset Strip de los años 60 y 70, donde se sirven cócteles artesanales y se escucha música groovy. Es un hotel genial que logra el equilibrio justo entre el lujo y la juventud, perfecto para millennials.

Surfrider

Surfrider es un lugar de lujo para andar descalzo. Un antiguo motel convertido en hotel de Malibú, aunque recuerda más a una casa de playa. Es súper elegante a la vez que súper sencillo, con habitaciones espaciosas y llenas de luz, camas personalizadas, ropa de cama italiana, vistas al mar, hamacas, batas y pantuflas para relajarse y un minibar con dulces locales de California. Puedes pasar el día en la playa, descansar en su terraza reservada solo para huéspedes o pedir prestada una tabla y aprender a surfear. Si tienes hambre mientras estás en la playa, escribe tu comanda en un papel y el personal del hotel te la traerá directamente a la arena.