Cultura

Bienvenidos al último número de la revista The Window Seat. Este mes nos centramos en cómo la «Cultura» se refleja en nuestra historia, refuerza nuestros vínculos y nos hace explorar el mundo.

El revestimiento de titanio brillante del Guggenheim refleja el cielo y el río Nervión. Foto: Jorge Fernandez Salas/Unsplash

Art Attack

Cinco museos europeos en los que la arquitectura es tan espectacular como el arte

No solemos juzgar un libro por la portada, pero cuando se trata de museos no sólo cuenta lo que hay dentro. Puede que la belleza provenga del interior, pero estos cinco edificios de diseño artístico se han convertido en atracciones por derecho propio, con fachadas tan espectaculares como el arte que exponen. Así que siéntate, relájate y haz un recorrido por los museos de arte más elegantes de Europa. 

Aviso: Debido a las restricciones por COVID-19, puede que algunos museos siga cerrados o que los horarios de apertura cambien de un día a otro. Asegúrate de consultar la web del museo y de comprobar las últimas directrices de seguridad antes de ir.

Vitra Design Museum, Weil am Rhein, Alemania

Empezamos nuestro recorrido artístico en la pequeña ciudad alemana de Weil am Rhein (cerca de Basilea en Suiza), en el geométrico Vitra Design Museum. El arquitecto estadounidense Frank Gehry creó esta llamativa obra del deconstructivismo en 1989. La dinámica fachada de yeso blanco presenta una mezcla de volúmenes cúbicos, torres y rampas que reflejan la funcionalidad del interior. Dentro encontrarás cuatro grandes galerías de exposición dedicadas a la relación del diseño y la arquitectura con el arte y la cultura cotidiana, así como exposiciones temáticas. El museo, de renombre internacional, cuenta con obras de varios iconos de la arquitectura contemporánea, como la difunta Zaha Hadid o Herzog & de Meuron. 

Los entusiastas de la arquitectura pueden reservar una visita guiada de dos horas por el museo, por el Campus Vitra y sus alrededores. Esto incluye una gasolinera de Jean Prouvé y la Torre Deslizante Vitra, del artista Carsten Höller. Esta última ofrece a los visitantes una vista espectacular, con un tubo en forma de sacacorchos de 38 metros de largo por el que te puedes deslizar.

Louisiana Museum of Modern Art, Humlebaek, Dinamarca

En el Louisiana Museum of Modern Art, en Humlebaek (Dinamarca), situado en la costa cerca de Copenhague, la arquitectura y la naturaleza se dan la mano. La obra modernista de los arquitectos Jørgen Bo y Vilhelm Wohlert se funde armoniosamente con el paisaje. Wohlert se inspiró en el tiempo que pasó estudiando en Berkeley (California) y en los edificios de la bahía de San Francisco, mientras que Bo aplicó la sencillez de la arquitectura japonesa. El dúo también implementó amplios paneles de cristal que realzan la luz y el entorno. Si se mira desde el ala norte en un día claro, se puede ver hasta Suecia. 

El museo, que abrió sus puertas en 1958, mostraba originalmente sólo arte danés, pero hoy cuenta con siete extensiones que han acogido exposiciones de Jackson Pollock, Henry Moore y Arne Jacobsen, por nombrar algunos, lo que lo convierte en un museo internacional de arte moderno
y contemporáneo.

Museo Guggenheim, Bilbao

La estructura expresionista con forma de escultura del Guggenheim Bilbao redefinió el paisaje urbano y revitalizó el frente de la ría en su inauguración en 1997, iniciando el renacimiento de la ciudad vasca. La gigantesca obra maestra de Frank Gehry (24.000 metros cuadrados) ha sido calificada como una de las piezas más influyentes y rompedoras de la arquitectura del siglo XX, gracias a su exterior futurista de titanio y sus formas fluidas. 

Grandes cortinas de cristal conectan el interior y el exterior, jugando magistralmente con la luz del día en el edificio curvilíneo que parece retorcerse hacia el cielo. El museo cuenta con 20 salas de galerías interconectadas por tres niveles, donde abunda el arte moderno y contemporáneo. Encontrarás impresionantes obras permanentes de Jeff Koons y Richard Serra, así como cuadros de Jean-Michel Basquiat, Andy Warhol y artistas locales.

Fondazione Prada, Milán

Concebida como destilería de ginebra a principios del siglo XX, la Fondazione Prada se inauguró en 1993 como complejo de arte contemporáneo, arquitectura y cine en el sur de Milán. El proyecto lo dirigió el arquitecto holandés Rem Koolhaas de OMA. Se añadieron secciones modernas al complejo histórico, que ahora consta de siete estructuras con una superficie total de más de
19.000 metros cuadrados. 

Hay que ver la fundación como una ruina industrial estabilizada en lugar de un museo clásico, donde el arte contemporáneo y la arquitectura interactúan de manera dinámica. Puedes visitar el estudio del cineasta Jean-Luc Godard o dirigirte a la Torre para ver cinco niveles de exposiciones de arte. ¿Has soñado alguna vez con adentrarte en el mágico mundo de Wes Anderson? Entonces visita el Bar Luce, una elegante cafetería milanesa de estilo retro y color verde vintage, diseñada por el director en 2015. 

En la Fondazione Prada, la brillante casa encantada aporta un toque de color a la antigua destilería.
Foto: Bas Princen/Fondazione Prada 

Centre Pompidou-Metz, Francia


El Centro Pompidou-Metz en Francia fue diseñado por el arquitecto japonés Shigeru Ban en 2010. Este innovador anexo es una extensión del museo Pompidou de París y tiene tres amplias galerías en la nave principal, así como con una aguja central de 7 metros de altura. Ban rinde homenaje al estilo neorrománico de la ciudad, antaño ocupada por los alemanes, y utiliza una forma hexagonal en la estructura del tejado de madera para simbolizar Francia, al tiempo que se inspira en los patrones de las cestas chinas. Desde las ventanas se pueden admirar imágenes de postal de la catedral de la ciudad y del parque de la Seille.