Nutrición

Bienvenidos al último número de la revista The Window Seat. Este mes «nutrimos» nuestras mentes y paladares con artículos sobre gastronomía.

Una copa de vino sabe mejor con la vista de uno de los imponentes castillos de Luxemburgo. Foto: Shutterstock

De estrella Michelín

El microestado de Luxemburgo, que tiene más restaurantes por habitante que el resto del mundo, es el sueño de cualquier gastrónomo

Moien, como dicen en Luxemburgo. El Gran Ducado, situado entre Francia, Bélgica y Alemania, suele pasar desapercibido para los turistas. Pero pasar esta joya por alto sería un error, sobre todo si te gusta la comida y el vino. Luxemburgo cautiva con su encanto francófilo, su ambiente cosmopolita y sus más de 1.000 imponentes castillos. También es una auténtica meca gastronómica, con el mayor número de estrellas Michelin por habitante. 

La vista desde el Chemin de la Corniche, también conocido como «el balcón más bonito de Europa».
Foto: Shutterstock

Con una superficie de unos 1.000 kilómetros cuadrados, Luxemburgo es tan pequeño como una gran ciudad, pero un gigante entre los microestados europeos. Gracias a su ambiente amistoso y multicultural, a su tamaño compacto y a su clima agradable, Lëtzebuerg (su nombre en luxemburgués) es el destino perfecto para quien desee cultura con una pizca de comida y vino. 

La buena comida y el vino están tan arraigados en la cultura de este lugar que no se puede tener una cosa sin la otra. Los lugareños suelen maridar platos tradicionales, con ingredientes regionales, con vinos con denominación de origen protegida (AOP) de Ahn, en el Mosela, la región vinícola del país. Así se consigue una experiencia auténtica y sostenible. Busca siempre vinos con el sello de calidad «Marque Nationale».

Algunos de los platos luxemburgueses más emblemáticos son el Judd mat Gaardebounen (cerdo ahumado con judías), el Bouneschlupp (sopa de judías verdes con patatas y tocino) y el Kachkéis (queso cocido refinado con especias). Acompáñalos con un Riesling seco o un Auxerrois para disfrutar de la experiencia completa.

Para una experiencia culinaria única, ve a Léa Linster en Frisinga. Linster conserva su única estrella Michelin desde 1987 y es la única mujer que ha sido galardonada con el Bocuse d’Or, un intenso concurso culinario que se celebra cada dos años en Lyon en honor al fallecido chef francés Paul Bocuse. En el restaurante familiar, que ahora cuenta con su hijo Louis al frente, podrás degustar platos de alta cocina como lubina con puerros y trufas de Alba o venado con col y jugosas grosellas.

Si buscas algo más económico, opta por Bistronome, en la ciudad de Luxemburgo. Este restaurante, premiado con el Bib Gourmand, tienta con menús de tres platos creativos y asequibles que dan un giro a la cocina tradicional luxemburguesa: por ejemplo, pollo con calabaza y achicoria en salsa de crema con setas.

Si eres más de dulce, no te pierdas Namur, la pastelería más antigua de Luxemburgo. En su sexta generación, esta tienda tradicional alberga el mejor knippercher de la ciudad. La selección de primera clase incluye pralinés hechos a mano, trufas, petit fours, mazapán, turrón y fruta confitada.

Toda esa rica comida y el vino harán que quieras eliminar las calorías y Luxemburgo ofrece innumerables lugares para explorar su naturaleza y sus monumentos. Debido a su tamaño, Luxemburgo puede descubrirse en pocos días. Aunque es el primer país del mundo que ofrece transporte público gratuito, sugerimos que lo explores a pie.

Más de 170 nacionalidades diferentes hacen de la capital un centro vibrante, que se refleja de forma impresionante en la variedad de instituciones culturales. Edificios contemporáneos, callejones medievales y ruinas de castillos se mezclan a la perfección. Un buen ejemplo es el Museo de Arte Moderno Grand-Duc Jean (MUDAM), un complejo futurista de cristal situado en los terrenos del histórico Fuerte Thüngen.

El casco antiguo, con sus sinuosas callejuelas, es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1994, al igual que las casamatas, fortificaciones militares subterráneas. El sistema de cuevas y pasadizos de 23 km de largo se construyó en el siglo XVII. Dirígete al Bock, un promontorio en la cima de las casamatas que ofrece vistas del río Alzette. Sigue la carretera hasta el Chemin de la Corniche, el «balcón más bello de Europa», que garantiza otras escenas dignas de postal. Más lejos se encuentra Grund, un barrio que ha conservado su carácter auténtico y rural gracias a un idílico puente y a las fotogénicas casas de piedra.

Saliendo de la ciudad, Luxemburgo ofrece una fiesta para los sentidos. El castillo de Vianden, uno de los monumentos arquitectónicos más importantes de Europa, se encuentra en el norte del país. Encaramado entre acantilados de pizarra, valles escarpados y los extensos bosques de las Ardenas, el castillo evoca mundos de cuento. De abril a octubre, un telesilla facilita el ascenso y el descenso.

La encantadora Echternach, la ciudad más antigua de Luxemburgo, está situada al este del país. Es la puerta de entrada a la Pequeña Suiza luxemburguesa, una región que debe su nombre a las extravagantes formaciones de arenisca populares entre los excursionistas y escaladores. El sendero de Mullerthal recorre unos 68 kilómetros a través de bosques y arroyos, pasando por el Schiessentümpel (una cascada de tres chorros) e impresionantes desfiladeros rocosos.

El pueblo vinícola de Ahn es el final perfecto. La ruta del vino y la naturaleza de Palmberg Ahn te llevará a través de viñedos, pasando por praderas de orquídeas silvestres y cascadas en la reserva natural de Pellëmbierg. Siéntate al atardecer con una copa de vino de las bodegas privadas locales, mientras el sol se pone en el horizonte.

Restaurantes con estrellas Michelin en Luxemburgo: 2021

El restaurante Ma Langue Sourit conservó sus dos estrellas Michelin en 2021, mientras que el chef René Mathieu, de La Distillerie, recibió la estrella Michelin Verde por su sostenibilidad.

  • La Distillerie en Bourglinster
  • Léa Linster en Frisange
  • Clairefontaine en Luxemburgo
  • La Cristallerie en Luxemburgo
  • Les Jardins d’Anaïs en Luxemburgo
  • Mosconi en Luxemburgo
  • Ma Langue Sourit en Moutfort
  • Fani en Roeser
  • Guillou Campagne en Schouweiler

Restaurantes «Bib Gourmand» en Luxemburgo: 2021

Con el Bib Gourmand, la Guía Michelin distingue a los restaurantes que ofrecen menús innovadores de tres platos que cuestan hasta 37 €.

  • Dahm en Erpeldange
  • Parc Le’h en Dudelange
  • Brimer en Grundhof
  • K Restaurant en Huldange
  • Atelier Windsor en Luxemburgo
  • Brasserie des Jardins en Luxemburgo
  • La Bergamote en Luxemburgo
  • La Cantine du Châtelet en Luxemburgo
  • Kamakura en Luxemburgo
  • Joël Schaeffer en Mertert
  • Bonifas en Nospelt
  • Two 6 Two en Strassen
  • Bistronome en Strassen
  • Les Timandines en Troisvierges
  • L’Ecuelle en Wilwerdange