Nutrición

Bienvenidos al último número de la revista The Window Seat. Este mes «nutrimos» nuestras mentes y paladares con artículos sobre gastronomía.

Prepárate para explorar las cinco capitales más grandes de Europa y su gastronomía. Foto: Gabriella Clare Marino/Unsplash

Ganancias de capital

Cómo se vive y come en las cinco principales ciudades europeas

Todas las grandes capitales europeas son fascinantes por derecho propio, pero dependiendo del tipo de persona que seas, una de las cinco grandes (Berlín, Londres, Madrid, París y Roma) te llamará más que las otras. 

No podemos volver a estas capitales culturales todavía, pero podemos abrirte el apetito con nuestras odas a su comida y cómo se entrelaza con las culturas que las hacen tan ricas y únicas. 

Berlín 


Cuando el antiguo alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, llamó a la ciudad «pobre pero sexy», se convirtió en el lema no oficial de la capital alemana. Conocida por su compleja historia, la ciudad ha sido durante mucho tiempo defensora de las culturas underground y alternativas. Aquí no encontrarás grandes cadenas que prosperen, sino bares, restaurantes y cafés únicos que se inspiran en la originalidad de Berlín.

Aunque no es conocida como un punto de encuentro culinario como París o Roma, Berlín sigue destacando por su comida para llevar barata. El popular Döner (que se dice que fue inventado en Berlín por un inmigrante turco después de la Segunda Guerra Mundial) es un sándwich abierto lleno de carne de cordero recién cortada y verduras crujientes, y bañado en una salsa de yogur con ajo. Este sándwich, que se encuentra en stands por toda la ciudad, gusta a los berlineses de todas las edades, tanto si se trata de un almuerzo económico como de un tentempié para después
de trabajar.  

Descubre Berlín como un local con nuestra guía de la ciudad. 

Londres  

La capital del Reino Unido siempre está a tope. Tras haberse sacudido su reputación de agujero negro culinario hace muchos años, comer bien forma parte ahora de la ética de la ciudad de trabajar duro y jugar duro. Esto se ve en los mercadillos de Hackney y en la competitividad de los londinenses por ser el primero en probar la última tendencia gastronómica. La energía es palpable y hasta el turista más relajado hace cola para probar la última moda gastronómica.

Sin embargo, las tradiciones se mantienen en Londres, y les sigue encantando ir al pub. Los pubs son un pilar de la cultura inglesa y han mantenido a los londinenses saciados durante siglos. En ellos se pueden encontrar sillas cómodas y desgastadas, chimeneas acogedoras y bebidas refrescantes, todo ello como una extensión de los hogares de la gente. Para un londinense estresado, pasar un domingo perezoso con amigos mientras se cena un asado se considera la mejor manera
de desconectar. 


Descubre más lugares de moda para comer con nuestra guía de la ciudad de Londres.

Madrid 

Aunque no es tan turística como Barcelona, nuestra capital triunfa por lo acogedora que es y por su vida nocturna. Aunque la mayoría de los madrileños disfrutan de los abundantes días de sol en uno de los parques o terrazas, es cuando se pone el sol cuando Madrid cobra realmente vida. Las terrazas de Chueca se desbordan por las calles, creando un ambiente animado. La mayoría de los bares tienen el famoso bocadillo de calamares.

Madrid es un crisol de culturas gastronómicas españolas. Allí encontrarás tapas de todo tipo. En Madrid, tomarse tiempo para relajarse y disfrutar de la vida es el modus operandi y aquí las sobremesas se alargan hasta la noche. Los madrileños saborean el arte de pasar el rato charlando y bebiendo, mucho después de que los platos se hayan recogido.

Descubre el espíritu acogedor de Madrid con nuestra serie Daytrippers.

París 


Los parisinos tienen una reputación de ser distantes, pero una cosa es cierta: saben disfrutar de las cosas buenas de la vida. La capital francesa se enorgullece de su influencia en el arte, la moda y la cultura. Es fácil perderse en la grandeza de la ciudad: ver por primera vez los edificios palaciegos de estilo art nouveau del 16º distrito es algo que inspira. Y al igual que su belleza, no se puede escapar de la afición de París por la comida. Desde la comida callejera hasta la alta cocina, los franceses son maestros culinarios. Los bistros salpican las calles arboladas y ofrecen platos emblemáticos como la sopa de cebolla y el steak tartar. Para un verdadero clásico parisino, no te pierdas el Croque Monsieur, un artístico sándwich de jamón y queso: la versión francesa lleva pan recién horneado y tostado, jamón y mucho queso Gruyère. El Croque Monsieur apareció por primera vez en los menús de los bistros en 1910.

Regálate un fabuloso viaje a París con los consejos de nuestra guía de la ciudad

Roma

La capital italiana es una mezcla de historia antigua y comodidades modernas. Los ricos edificios históricos de la ciudad están a la vista de todos y hacen que la idea de la passeggiata (un paseo nocturno) sea siempre tentadora. Estos populares paseos son el momento perfecto para disfrutar de los aperitivos que conforman la tradición culinaria de la ciudad. Nos encanta el supplì, una croqueta frita de arroz estilo risotto, salsa de tomate y mozzarella. Se dice que su nombre proviene de las tropas francesas, y todavía se sirven en las friggitorias (tiendas de comida frita) de toda la ciudad, su crujiente exterior y su pegajoso centro satisfacen a lugareños y turistas por igual. 

La comida y el entretenimiento son el corazón y el alma de la cultura italiana, así que sigue la costumbre local y lleva a tus amigos a una discreta trattoria familiar, en barrios como Testaccio, y disfruta de los deliciosos espaguetis carbonara de Roma, pasta fresca recubierta de una mezcla celestial de huevo, queso pecorino y tocino. ¡Bellissimo


Prepárate para unas auténticas vacaciones romanas con nuestra guía de la ciudad.