Nutrición

Bienvenidos al último número de la revista The Window Seat. Este mes «nutrimos» nuestras mentes y paladares con artículos sobre gastronomía.

“Parigi non è solo una città; è un intero mondo” Who are we to argue with King Francis I? Credit: Shutterstock

París: guía de la ciudad

Vive la vida en rosa en esta ciudad llena de bistros, cultura y romance

Oh, là là! De verdad que no hay lugar como París. Pasea por los bulevares llenos de árboles, observa a la gente en el Sena o disfruta de un café en Montmartre en la ciudad que ha sido la musa de tantos grandes artistas de la historia moderna.

Además de su encantadora arquitectura y pintorescas calles tan presentes en «Emily en París», la riqueza histórica y joie de vivre que rebosan en los 20 distritos de París es lo que realmente la hacen diferente. La ciudad del amor se vive con todos los sentidos y es un destino al que volver una y
otra vez.

Te guiamos para que exprimas tu visita a París, hablamos sobre dónde comer, qué hacer y dónde dormir durante tu estancia en la capital francesa.

Dónde comer

París es un festín en movimiento. La capital alberga algunos de los restaurantes más prestigiosos del mundo (la segunda después de Tokio si hablamos de estrellas Michelin) incluyendo el emblemático Guy Savoy. Parece que hay una panadería con la que se te hace la boca agua en cada esquina, y ¡aún no hemos ni empezado con los quesos y vinos franceses! Dejamos de lado los típicos sabores para darte un algo fuera de lo normal.

Pásate por Café de L’Industrie, un bar tradicional donde comer la típica cocina francesa entre suelos a cuadros y un colorido interior. Como entrante, pide el plato de quesos seguido de una pierna de pato confitado servido con salsa de miel y patatas salteadas en grasa de pato.

Si quieres sabores de Japón en Francia, ve al laureado Kodawari Yokocho, que es como un mercado de pescado tradicional de Tokio. A París se la conoce por su cultura de cafés y pastelerías, así que pasea por Clignancourt y encontrarás de todo, desde dulces a carnicerías y magníficas cenas.

Y, ¿qué sería de París sin un buen sitio con café y dulces perfectos? Ve a Chambelland en el distrito 11 y degusta una tartaleta de frambuesa con hojaldre o cómete de un bocado un chouquette mientras ves pasar a gente elegante. El secreto de la panadería: ¡todo es sin gluten! 

Qué hacer

Da un paseo por Promenade Plantée (una vía de tren elevada transformada en parque en 1969) que va desde Opéra Bastille a Boulevard Périphérique. Si buscas algo más verde, descansa junto a los parisinos en el fantástico parque Buttes Chaumont. Y allí, visita el concurrido Rosa Bonheur, un famoso bar en una antigua guinguette en medio del parque.

Ya sabemos que has estado en El Louvre y el Musée D’Orsay, y si solo vas a visitar un museo esta vez, ve al raro y elegante Palais de Tokyo, el mayor centro de arte contemporáneo de Europa. Admira las obras de los nuevos talentos y exposiciones de última tendencia.


¿Quieres una copa? Pásate por Café A en el canal Saint Martin (después de haber visitado los famosos canales de Amélie), música jazz en directo en un antiguo monasterio. No te pierdas Vignes du Clos Montmartre, un viñedo dentro de la ciudad y si tienes suerte, puedes apuntarte a su fiesta de cosecha anual.

Dónde dormir

Little Palace Hotel
Este hotel de cuatro estrellas, encantador y familiar, se encuentra en el centro de París, cerca de la tranquila y arbolada plaza de Arts et Métiers. El hotel Marais lleva en funcionamiento desde 1911 y se emplaza en un edificio Haussmann que se ha renovado y modernizado hace poco. El hotel está lleno de los clásicos balcones de metal parisino forjado y detalles art déco por todas partes. Disfruta de un desayuno continental con croissants recién hechos, naturalment.

Hotel des Grands Boulevards 
Construido en un jardín, el Hotel des Grands Boulevards está emplazado en un edificio del siglo XVIII y cuenta con 50 habitaciones. Las camas de cuatro postes de este romántico hotel están enmarcadas con doseles de ensueño enlazados con cintas de seda. En el restaurante encontrarás la cocina ítalo-francesa del chef Giovanni Passerini.