Cultura

Bienvenidos al último número de la revista The Window Seat. Este mes nos centramos en cómo la «Cultura» se refleja en nuestra historia, refuerza nuestros vínculos y nos hace explorar el mundo.

Le Pier Head (The Three Graces) façonne la silhouette de la ville. Crédit : Shutterstock

Liverpool: guía de la ciudad

De los Fab Four a una fantástica comida callejera, el pasado de Liverpool impresiona tanto como su presente

Con museos de renombre mundial y un pasado y presente musical asombroso, ya notas por qué los liverpolitas tienen tanto por lo que ser felices y por qué Liverpool tiene fama de ser una de las ciudades más amables de Inglaterra.

Dejando las grandes rivalidades del fútbol a un lado, esta ciudad es tan acogedora como viva. Con su colorido arte contemporáneo, sus hoteles temáticos y una creciente cultura culinaria callejera, encontrarás millones de cosas que hacer y ver en Liverpool.

Dónde comer

Puede que Liverpool siga intentando conseguir esa primera estrella Michelin, y parece que no le queda mucho gracias al gusto de The Art School, que fundó el chef y dueño Paul Askew. Además del sabor de productores locales, acoge a chefs galardonados y una sala privada para cenar que rinde homenaje a la difunta madre de Askew y la admiración de ambos por Sherlock Holmes.

Después de su éxito en Escocia, Irlanda del Norte y Manchester, el chef ítalo-escocés Nico Simeone también se decantó por traer su idea de restaurante, Six by Nico, a Liverpool. Si estás buscando un lugar normal del cual no cansarte, este es el tuyo – tiene un menú degustación de seis platos que cambia cada seis semanas.

Para comer algo más informal ve al Mercado Báltico en el bullicioso Triángulo Báltico de la ciudad, la primera meca de la comida callejera de Liverpool, y encontrarás una variedad de puestos de comida que siempre cambian. Además de alimentar al talento culinario emergente, hay música en directo los sábados por la noche, mercado de productores y mercadillo los domingos y un ambiente animado para tomar algo.


Nisha Katona, era abogada y ahora propietaria de Mowgli, quería dejar las cosas claras sobre la auténtica comida india. El resultado es otro lugar favorito para los amantes de la comida callejera donde disfrutar de platos simples y, en ocasiones, veganos. Por ejemplo, dahl de lentejas rojas y pollo con mantequilla.

Liverpool no es sólo para los fans de los Beatles.
Foto: Shutterstock

Qué hacer

No es una coincidencia que se nombrara a Liverpool como Capital de la Cultura Europea en 2008. No tienes que andar mucho para encontrarte un museo o galería de renombre mundial.


Si te gusta el arte contemporáneo, verás que la «Tate of the North» de Reino Unido se ubica en un almacén reformado en el Royal Albert Dock. Únete a sus 600.000 visitantes anuales que admiran a gente como Keith Haring, Yves Klein y Jackson Pollock, también encontrarás una cafetería diseñada por Sir Peter Blake (conocido por haber colaborado en la creación de la cubierta del disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles).

The Walker Art Gallery no solo se encuentra en uno de los edificios más emblemáticos, sino que su colección también incluye algunos nombres importantes como Rembrandt, David
Hockney y Banksy.

Si prefieres los McCartneys a los Monets, descubrirás que el pasado musical de Liverpool está muy presente. La exposición permanente más duradera del mundo sobre Los Beatles está en Albert Dock y hay muestras de The Fab Four por toda la ciudad, desde los pubs donde Lennon y compañía solían beber (la Philharmonic Dining Room es todavía lo más bonito de la ciudad) hasta en los que tocaban. Para una noche de nostalgia, The Cavern Club es lo más. La legendaria casa de Los Beatles (la banda hizo unos 300 bolos aquí en los años 60) mantiene su emblemático estatus entre los músicos y atrae a fans de Adele, Oasis y Sir Paul McCartney.

Dónde dormir

Hope Street Hotel 
Desde que el hotel Hope Street abriera sus puertas en 2003 ha sido un concurrido lugar de descanso. Gracias a su diseño de inspiración escandinava, el amor por los muebles de madera y ladrillos a la vista, parece tan nuevo y actual como cuando abrió. Añade su restaurante galardonado con 2 AA Rosette y verás por qué este hotel ha perdurado en el tiempo.

The Shankly Hotel
En el otro extremo del espectro del diseño está el hotel Shankly. Olvídate del minimalismo, no hay un color o tejido que este autoproclamado hotel de fiestas no haya usado en sus habitaciones. Además de sus temáticas de jungla o náutica, lo que destaca de las habitaciones es sus piscinas privadas, bares y clubs nocturnos o party rooms con muchas camas donde caben hasta 24 personas para fiestas de pijamas y fiestas de adultos.