El viaducto escocés de Glenfinnan, también conocido como el "puente de Harry Potter", se hizo mundialmente famoso tras la exitosa franquicia de Harry Potter. Foto: Shutterstock

Localizaciones emblemáticas del cine europeo que debes visitar

Experimenta la magia de las películas de Harry Potter, viaja por Italia como 007, siéntete en una película: estos son algunos de los destinos cinematográficos más pintorescos

Published 09/07/2022 by Lisa Davidsson Weiertz

¿Quién no ha soñado con trasladarse a las entrañas del cine o meterse en las escenas de sus películas favoritas? Las películas nos llevan inspirando y deleitando durante más de 100 años, transportándonos a lugares como los verdes valles de Irlanda o las aguas turquesas de Capri. Y si estos lugares de ensueño ya consiguen conmover vistos en una pantalla, viajar a ellos te transportará literalmente a otro tiempo y a otro lugar.

Aunque muchas películas de Hollywood suelen rodarse en terrenos controlados e interiores en California, muchos éxitos de taquilla y películas independientes se ruedan en localizaciones fuera del conocido como «Golden State». Aunque Norteamérica cuenta con una buena cantidad de localizaciones de cine populares, como Vancouver (Columbia Británica) y la ciudad de Nueva York, Europa ofrece una gama aún más amplia de localizaciones cinematográficas icónicas que se pueden identificar inmediatamente. Desde pintorescos pueblos ingleses hasta fascinantes yacimientos griegos, estas localizaciones cinematográficas merecen ser exploradas en la vida real. Sigue los pasos de héroes de ficción como Harry Potter y James Bond, viaja en el tiempo a los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial o visita Suecia, donde los escenarios en blanco y negro del autor Ingmar Bergman se vuelven de colores.

Para ayudarte a hacer realidad tus sueños cinematográficos, Omio ha creado The Film Map: Las localizaciones cinematográficas más populares de Europa. Los cinéfilos pueden utilizar el completo mapa interactivo, con datos recopilados de IMDB, para crear un itinerario de destinos cinematográficos accesibles para los visitantes. The Window Seat ha escogido algunos de los lugares más destacados de la lista para seleccionar los destinos cinematográficos que no te puedes perder en todo el continente.

Y si no te cansas de ver lugares de rodaje inspiradores, echa un vistazo a los lugares en los que se han rodado algunas de las películas que más han inspirado el deseo de viajar de todos los tiempos. ¡Preparados, listos, ya!

Magia de película: explora el mundo de Harry Potter en el Reino Unido

Después de ver las hechizantes películas sobre el mundo mágico de JK Rowling, es difícil no preguntarse: ¿dónde se rodaron las películas de Harry Potter? Es cierto que la mayoría de las películas de Harry Potter se rodaron en el Reino Unido, desde las Tierras Altas de Escocia hasta los estudios londinenses de Warner Bros. o los grandes salones de la prestigiosa Universidad de Oxford. Pero ¿sabías que la pintoresca ciudad alemana de Rothenburg ob der Tauber, así como Noruega e Irlanda, fueron localizaciones de rodaje de Harry Potter? Aun así, es el Reino Unido el lugar en el que uno piensa cuando se refiere a Harry, Hermoine y Ron.

Billetes a Oxford

Comienza tu viaje cinematográfico en Londres con un viaje en tren de 20 minutos hasta el Warner Bros. Harry Potter Studio Tour en Leavesden. Pasea por el empedrado callejón Diagon, con todas sus encantadoras tiendas, y luego entra en el majestuoso Gran Salón y en el Bosque Prohibido. Tómate un minuto para admirar todos los impresionantes trajes, baratijas y pinturas al óleo que se utilizaron como atrezzo en las películas. Solo el Aula de Pociones cuenta con más de 950 frascos únicos que contienen una gran variedad de ingredientes, todos ellos con sus propias etiquetas diseñadas a mano. El Harry Potter Studio Tour es una visita obligada para los fans de las películas, pero no olvides reservar tu entrada con mucha antelación debido a la inmensa popularidad de la visita. 

 

Billetes a Rothenburg ob der Tauber

Si prefieres hacer una excursión de Harry Potter por tu cuenta, tienes muchas posibilidades en tren o autobús. Empieza en el idílico pueblo de East Anglian, Lavenham, en Suffolk, donde las casas medievales con entramado de madera se convirtieron en el pueblo natal de Potter, Godric’s Hollow. Pásate por la Casa de Vere para contemplar el edificio en el que el «Elegido» se hizo su famosa cicatriz, y sigue hasta el ayuntamiento que actuó como la versión destartalada de la casa de sus padres tras el ataque de Voldemort. Otro de los escenarios de rodaje de Harry Potter, ya icónico, es el pintoresco viaducto escocés de Glenfinnan. Apodado por los fans como el «puente de Harry Potter», el viaducto es el lugar por donde pasa el Expreso de Hogwarts (y cierto Ford Anglia azul claro volador). Vete al norte de Glasgow, a Loch Eilt, que es el escenario del castillo de Hogwarts. Por la noche, bajo la luna llena y un dosel de estrellas, te sentirás como si tú mismo te hubieras convertido en el elegido.

Espía como puedas: Recorre las sinuosas calles de Italia con James Bond 

Aunque el personaje de James Bond ha cautivado al público desde que Sean Connery apareció por primera vez en la costa de Jamaica en Dr. No, son los emplazamientos los que han sido una especie de segunda estrella de la franquicia cinematográfica. Bond fue filmado en todas partes, desde Mónaco hasta Marruecos y Portugal, pero es Italia la que a menudo ha sido protagonista.

Billetes a Matera

El elegante espía inglés ha vivido la dolce vita y cada uno de los lugares de rodaje de James Bond en Italia han sido tan glamurosos como el propio personaje. La costera Bari y las ciudades costeras de Cosenza y Matera, en el sur de Italia, fueron lugares de rodaje de Sin tiempo para morir.  Bari, la capital de Apulia, es una ciudad rica en comida y vino y Cosenza es la capital cultural de Calabria. Haz un viaje entre ambas para descubrir todos los sinuosos callejones y carreteras que recorrió Daniel Craig en su última interpretación del agente secreto. La accidentada Matera, Capital Europea de la Cultura 2019 y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, parece haber sido construida para las secuencias de acción de Bond. Súbete a una moto y recorre los asentamientos de las cuevas, pero asegúrate de ir más despacio que Craig como Bond. No te persiguen y eso hace que la experiencia sea más sensual. 

Una vez que te hayas saciado de sol y arena, ve al norte y sumérgete en los lugares de rodaje de Casino Royale, como el deslumbrante lago de Como y la laberíntica Venecia. La mejor manera de ver el primero es en barco, ya que muchos de los lugares de rodaje de Bond eran lujosas villas como Villa Balbianello y Villa La Gaeta, a orillas del lago. Venecia cuenta con innumerables callejones y calles que han aparecido en la gran pantalla, pero gran parte de la acción del Casino Royale tiene lugar a lo largo del Gran Canal. Alquila un velero y experimenta el encanto de la ciudad por ti mismo. 

Billetes a Venecia

El sueño de una noche de verano: Descubre una Suecia más colorida de Ingmar Bergman  

Para los fanáticos del cine y los cinéfilos serios, los lugares de rodaje en Escandinavia son especialmente importantes. El autor Ingmar Bergman llevó por primera vez a su Suecia natal a la gran pantalla con Llueve sobre nuestro amor en 1946. Cada una de las 60 películas del maestro estaba ambientada en su tierra natal, y estas historias, a menudo sombrías y en blanco y negro, sobre el amor, la pérdida y la familia, siguen resonando en el público actual. Afortunadamente, la realidad sueca es más viva y colorida de lo que las películas de Bergman quieren hacer creer.  

Billetes a Visby

Nuestro mapa incluye los lugares de rodaje de Un verano con Mónica, en el archipiélago de Estocolmo, Fresas salvajes, en Dalarö y los bosques que rodean el lago de Vättern, y Sonrisas de una noche de verano. Los fanáticos de Bergman peregrinan regularmente a la casa del autor en la inquietante bella y desolada Fåro, en la bucólica isla de Gotland, donde se filmaron varias de sus melancólicas obras maestras, como Persona y El séptimo sello

Guerra y Paz: Sigue las huellas de los héroes en los lugares de la Segunda Guerra Mundial

Una película bellamente rodada puede inspirar a muchos a buscar los lugares de rodaje específicos, pero a veces una película descarnada, basada en hechos reales, es aún más cautivadora. Los directores llevan mucho tiempo fascinados por los horrores de la guerra, y las dos grandes guerras mundiales, por no hablar de Vietnam, han servido de material para los directores de Hollywood. Películas como El puente sobre el río Kwai y Sin novedad en el frente son clásicos de la Segunda Guerra Mundial y de la Primera Guerra Mundial, respectivamente. En los últimos años, una nueva cosecha de películas dirigidas por autores de la Generación X, como Christopher Nolan, Sam Mendes y Quentin Tarantino, ha cautivado al público de todo el mundo. La galardonada Dunkerque de Nolan se rodó en los Países Bajos, Francia e Inglaterra, y 1917 de Mendes se filmó exclusivamente en el Reino Unido, desde Stockton-on-Tees hasta Barnard Castle.

Billetes a Dunkerque

De hecho, algunas de las escenas de Dunkerque se rodaron en la ciudad portuaria francesa de Dunkerque, en el Mar del Norte. Date un paseo por las tranquilas playas donde en su día quedaron atrapados cientos de miles de soldados franceses y británicos en 1940. Haz una parada en la Rue des Fusillés y en la Rue Belle Rade, donde se sitúan las barricadas francesas en la película y donde el protagonista corre para refugiarse de las fuerzas alemanas. 

Puede que Tarantino haya reescrito la historia en la irónica Malditos bastardos, pero filmó la película en Alemania. La mayoría de las escenas se rodaron en los alrededores de Berlín, la capital del país, concretamente en el cercano estudio Babelsberg de Potsdam, en pequeñas ciudades de la tranquila región boscosa de Brandenburgo y en la ciudad balneario de Bad Schandau, en Sajonia. El estudio de Babelsberg también es conocido por ser el lugar donde el nazi Joseph Goebbels producía sus infames películas de propaganda, que con razón arden en la película de Tarantino. 

Billetes a Bad Schandau