Wide shot of Birmingham City Centre at Sunset

Cosas que hacer en Birmingham

La ciudad de Birmingham, en Inglaterra, cuenta con un pasado industrial pero ofrece muchos lugares estupendos donde comer, disfrutar y alojarse
Published 06/22/2022 by James March

Injustamente caracterizada por una sombría reputación de posguerra, la evolución de Birmingham, que ha pasado de ser una potencia industrial a convertirse en un paraíso gastronómico, es todo un caso de estudio  sorprendente e inspirador. Hay una nueva confianza puesta en la ciudad, tanto por los lugareños que crecieron aquí como por los visitantes que acaban haciendo de Birmingham su hogar. La segunda ciudad del Reino Unido abraza su pasado obrero y, con una gran población inmigrante, Birmingham ofrece una gran cantidad de cosas que ver y hacer, desde restaurantes étnicos hasta lugares históricos llenos de vida. Y no olvidemos todos los célebres grupos de rock que han salido de Birmingham.

Con el mayor número de restaurantes con estrellas Michelin del Reino Unido sin contar Londres, el panorama gastronómico de la ciudad, tremendamente creativo, se nutre de la diversidad y la ambición de sus gentes. ¡Pero tampoco estamos diciendo que visites Birmingham solo para comer! Atravesada por serpenteantes canales, la ciudad ofrece museos excepcionales, exuberantes espacios verdes y un sinfín de barrios animados que explorar. Birmingham es una experiencia de primera clase.

Dónde comer

Los restaurantes de Birmingham abarcan toda la gama de cocinas. Con cinco restaurantes con estrellas Michelin, la escena gastronómica de Birmingham es una de las más brillantes de Europa, y su restaurante más recientemente galardonado es tal vez el más extraordinario. Inaugurado en 2018, Opheem es la primera aventura en solitario del chef Aktar Islam, y su menú es una interpretación moderna de la cocina india y bangladesí que utiliza las últimas técnicas para elaborar algunos platos maravillosamente creativos. 

Birmingham

A unos 10 minutos a pie del Opheem, el restaurante The Wilderness da un giro oscuro a la alta cocina con su interior en negro carbón y su banda sonora de rock. No solo su menú de degustación de 10 platos está muy bien elaborado, sino que su chef y propietario Alex Claridge ha diseñado la que probablemente sea la mejor (y más peculiar) selección de postres de la ciudad. 

Pero comer en Birmingham no es exclusivamente cuestión de alta cocina. Esta ciudad, orgullosamente diversa, ha tomado influencias de todo el mundo para construir su escena gastronómica. El distrito Southside, en el centro, cuenta con un bullicioso barrio chino y alberga el primer restaurante cantonés de la ciudad. Chung Ying, que lleva sirviendo un dim sum cocinado a la perfección desde 1981, es ahora una institución consolidada en Birmingham. 

Sin embargo, es en los barrios donde se encuentra el verdadero sabor de Birmingham. Desarrollado por la comunidad pakistaní de la ciudad a principios de la década de 1970, el balti es el plato más característico de Birmingham. Este ardiente one-pot curry (cocinando utilizando una sola olla) ha sido uno de los favoritos en la ciudad durante años. Pruébalo en el Shababs, en el famoso barrio de Balti Triangle, o en el Royal Watan, en Pershore Road. 

El barrio de Moseley, con una frondosa arboleda, es posiblemente el más bohemio de Birmingham y recientemente ha acogido el primer restaurante peruano de la ciudad, Chakana. Acompaña sus profundos sabores con un pisco sour y comprobarás por qué el Chakana es laureado tanto por los locales como por críticos culinarios.

En el barrio de Harborne, igualmente elegante, hay una gran variedad de establecimientos nuevos, pero Harborne Kitchen es la estrella protagonista. Dirigido por el chef Jamie Desogus, Harborne Kitchen es un lugar relajado y nada pretencioso, con un menú rotativo de platos británicos modernos y sabrosamente sazonados.

Qué hacer

Birmingham es una ciudad que da la sensación de estar evolucionando a una velocidad vertiginosa, y ningún sitio personifica mejor esta transformación que Paradise Birmingham. Flanqueada por el grandioso Ayuntamiento del siglo XIX y el Museo y Galería de Arte de Birmingham, Paradise es una reluciente plaza encalada, encabezada por el animado restaurante indio Dishoom y el estridente bar bávaro Albert’s Schloss.

Aunque los grandes centros comerciales como Bullring y The Mailbox dominan el panorama de compras, puedes darte un paseo por los históricos soportales de la ciudad para vivir una experiencia más evocadora. El Great Western Arcade es una delicia victoriana llena de boutiques independientes y cafés acogedores (como el magnífico Morridge), mientras que el Piccadilly Arcade es un antiguo cine eduardiano, de ahí su suelo inclinado.

Birmingham

Asómate a la ciudad desde las alturas en la séptima planta panorámica de la Biblioteca de Birmingham, antes de cruzar las fuentes de neón de Centenary Square para ver de cerca los famosos canales de Birmingham. En un principio formaban parte del poderío industrial de la ciudad, pero ahora son un lugar para pasear tranquilamente, y para ello ningún sitio mejor que Gas Street Basin. Salpicada de coloridas barcas estrechas y concurridos bares junto a los canales, como el Canal House, esta zona es perfecta para tomar una copa al sol por la tarde. 

Birmingham cuenta con más espacios verdes que cualquier otra ciudad europea de tamaño semejante, y el exuberante parque de Cannon Hill es quizá el más atractivo de todos. Además de su entorno paisajístico, el parque alberga un centro artístico, un parque de conservación de la fauna salvaje, pistas de tenis y un lago con barcas. 

Cuando caiga la noche, contempla una cara diferente de Birmingham en el regenerado barrio de Digbeth. Con su arte urbano vivaz y su atmósfera bajo los elevados arcos de piedra del ferrocarril, la Custard Factory de Digbeth es un hervidero de bares destacables y restaurantes modernos. Piérdete entre las desconocidas cervezas belgas de Roberto’s, la pizza al horno de leña de Baked in Brick y los innumerables vinos ecológicos que ofrece Wine Freedom. 

Aunque Londres y Manchester tienen más bandas famosas per cápita, Birmingham no es ajena al estrellato musical. Al fin y al cabo, es la cuna de Black Sabbath, The Moody Blues, ELO y Duran Duran. Las cuatro bandas están en el Salón de la Fama del Rock & Roll, siendo Duran Duran la última en entrar en 2022. Haz un recorrido musical por la ciudad, desde el Crown Pub (en el que Black Sabbath comenzó su andadura) hasta la Universidad de Aston (donde Duran Duran tocaron en su primera etapa), pasando por tantos otros lugares intermedios.

Dónde dormir

El Grand Hotel

Quizás una imitación del exageradamente ornamentado Gran Salón de Baile de estilo Luis XIV, esta institución art decó es la estancia más lujosa de Birmingham, y su céntrica ubicación en Colmore Row es ideal para explorar la ciudad. El Grand Hotel, que data de 1879 y que en su día acogió a personajes como Charlie Chaplin, cerró sus puertas en 2002 tras caer en el abandono, pero ahora las ha reabierto tras una remodelación multimillonaria en 2021. Las habitaciones del hotel son muy elegantes y su bar Madeleine, de inspiración parisina, sirve cócteles muy bien preparados y tentempiés.

Birmingham

Bloc

Situado en el corazón del Jewellery Quarter (Barrio de la Joyería), las habitaciones de estilo eficiente japonés del Bloc son perfectas para una estancia económica, y cuentan con toques de diseño dorado que son un guiño a la famosa tradición de la zona. Las habitaciones del Bloc no solo son elegantes, sino que también podrás dormir de maravilla en elllas, ya que estas utilizan un sofisticado sistema de control climático para garantizar que tu habitación tenga la temperatura y la humedad óptimas. El bullicio del centro de Birmingham está a solo 10 minutos a pie, aunque el encanto de los bares y restaurantes que encontrarás en el propio Jewellery Quarter podría ser razón suficiente para alojarse allí.