Viajes a Budapest: trenes, autobuses y vuelos baratos

mar., 26 mar.
Así de fácil
Con más de 800 compañías de transporte asociadas ¡tienes dónde elegir! Descubre los viajes más rápidos y baratos.
Viaja a tu manera
Viaja en tren, autobús o avión por toda Europa.
En cualquier momento y lugar
Sabemos que un viaje es más que comprar billetes y estamos aquí para lo que necesites.

Contamos con la confianza de estas compañías.
Vendemos todos los billetes en una sola plataforma.

Trenitalia
Easyjet
Deutsche Bahn
SNCF
Qué ver en Budapest
Cómo llegar a Budapest
Cómo moverse por Budapest

 

¿Qué ver en Budapest?

Apodada como la París del Este o la Perla del Danubio, Budapest se encuentra entre el oeste y el este de Europa, aunando modernidad y exotismo. Budapest es visitada cada año por millones de turistas atraídos por su importante patrimonio cultural y su belleza. Además, los numerosos baños de aguas termales naturales atraen un importante tipo de turismo médico.

Budapest es una de las capitales europeas del este que más me han impresionado por su belleza entre todas las que he visitado hasta el momento. Un destino para quienes quieran viajar barato o también para quienes quieran dejarse llevar por el lujo de sus tiendas y restaurantes en las zonas más exclusivas de la capital. La ciudad del Danubio esconde muchos rincones interesantes en los que detenerse y de los que disfrutar en toda su amplitud. Posiblemente visitar Budapest en dos días no sea suficiente, por lo que cuantos más tiempo dispongas mejor ya que estoy más que segura de que no te vas a cansar de pasear por sus calles en ningún momento.

La mejor manera de viajar a Budapest desde España es en avión. Desde ciudades como Madrid o Barcelona hay vuelos directos al aeropuerto internacional de Budapest-Ferenc Liszt a diario.

A continuación te dejo unos cuantos consejos sobre qué ver en Budapest así como algunas actividades que deberías de tener en cuenta para exprimir al máximo tu viaje.

1.- Bastión de los Pescadores

Uno de los lugares que más bonitos me parecieron durante mi visita por Budapest fue el Bastión de los Pescadores (o Halászbástya, en húngaro), ya que ofrece una de las vistas más espectaculxares de toda la ciudad. Situado en la colina de Buda y después de casi 20 años de construcción, finalmente fue abierto al público en 1902. Su nombre es un homenaje a los pescadores que durante la Edad Media defendieron este lugar de los diferentes ataques. Te recomiendo que visites este lugar cerca del atardecer cuando además podrás tomar unas fotografías inéditas de la ciudad.

2.- Isla Margarita

Entre Buda y Pest se encuentra lo que se puede considerar el pulmón de Budapest: la Isla Margarita. Viajeros y locales disfrutan a diario de los 2.500 metros de longitud y diferentes espacios que este lugar ofrece, entre ellos, un pequeño zoo, un parque acuático (¡con toboganes incluidos!) o las ruinas de una antigua iglesia. Una de las cosas que más destaca en la isla es la torre del agua con forma octogonal, convertida hoy en día en un restaurante desde donde lo más alto se puede observar la ciudad desde una considerable altura.

3.- Colina Gellért

Entre los diferentes puntos desde los que se puede observar la ciudad en las alturas destaca la Colina Gellért. Con una altitud de 235 metros, desde aquí podrás ver el Danubio en todo su esplendor. Su nombre tiene como origen la muerte del obispo Gerardo Sagredo, quien fue asesinado en el siglo XI por un grupo de paganos. Aproxímate y observa de cerca la Estatua de la Libertad que corona este monte, levantada como recuerdo de la conquista soviética de Hungría durante la Segunda Guerra Mundial.

4.- Mercado Central

Cuando el hambre apriete dirígete al Mercado Central de Budapest. Un mercado de los de toda la vida, arropado de diferentes pequeños puestos que abarcan desde una gran variedad de comida tradicional húngara hasta tiendas de recuerdos variopintos. Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio estuvo gravemente afectado y a principios de los 90 se declaró en ruinas. Posteriormente fue restaurado y hoy en día es un lugar imprescindible a visitar. No te vayas de aquí sin probar el lángos, un producto típico con aspecto a modo de pizza que consiste en pan frito acompañado de queso, tomate y jamón, entre otras variantes del mismo.

5.- Parlamento de Budapest

El Parlamento de Budapest es quizá el principal icono y más impresionante edificio de la capital húngara. Después del parlamento de Bucarest y Buenos Aires, el de Budapest es el tercero más grande en dimensiones del mundo con esta función. Su fecha de construcción data de entre 1884 y 1902 y como dato curioso y reflejo de su magnitud hay que decir que cuenta con 691 estancias.

6.- Váci Utca y Avenida Andrássy

Váci Utca y la Avenida Andrássy son las dos principales vías de Budapest. Váci Utca es la calle paralela al río Danubio. Antiguamente contaba con una muralla que marcaba desde aquí los límites de la ciudad. Hoy en día está llena de centros comerciales, restaurantes y diferentes tipos de locales que llaman la atención tanto para turistas como para sus habitantes.

La Avenida Andrássy une dos importantes plazas: la Plaza de los Héroes y la Plaza Erzsébet. Se levantó en 1872 y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a la belleza de las fachadas que forman la avenida. Además de restaurantes y tiendas de lujo, en la Avenida Andrássy se encuentra la Ópera, otro de los monumentos imprescindibles que ver en Budapest.

7.- Descubrir Budapest en bici

Unos de los planes diferentes que hacer en Budapest es el de recorrer la ciudad a base de pedal. Cada vez son más los kilómetros de carril bici programados para construir en la ciudad y supone una manera diferente de descubrir los diferentes rincones de la ciudad. Por ejemplo, pedalear en paralelo al Danubio no tiene precio…

8.- Relajarte en una de sus numerosas termas

No te olvides de meter el bañador en tu maleta incluso aunque vayas a viajar en los meses más fríos del año. Budapest es la nombrada Ciudad de los Balnearios, un título más que merecido ya que cuenta con casi 120 manantiales de aguas con temperaturas comprendidas entre los 20ºC y 80ºC. Hay muchos balnearios para elegir, pero antes de ir a uno infórmate si es mixto o solo para hombres o mujeres. Uno de mis favoritos es el de Széchenyi, abierto al público desde 1913. Cuenta con piscinas tanto de interior como de exterior. De hecho, las situadas al aire libre son las más atractivas y no te sorprendas si ves a gente mayor jugando al ajedrez mientras se encuentran en remojo.

9.- Atravesar el puente de las cadenas

Uno de los puentes más antiguos que unen Buda con Pest es el Puente de las Cadenas, un puente colgante que en su momento de la inauguración se colocó entre los más largos del mundo. Es casi imposible que no atravieses en coche o incluso caminando o en bici este emblemático puente. ¡Disfruta del paseo sobre el Danubio!

10.- Centro Memorial del Holocausto

Uno de los museos más sobrecogedores de Budapest es el Holocaust Memorial Center. Prepárate para conocer entre sus diferentes instalaciones interactivas un pedazo de la historia dramática del país sobre los judíos en Hungría desde las primeras persecuciones anterior a la Segunda Guerra Mundial hasta las matanzas en campos de concentración como los de Auschwitz-Birkenau.

11.- Salir por la Budapest hipster: District VII

El Distrito VII es el punto de referencia para todo hipster que visite Budapest. Tiendas con diseños exclusivos, cervezas artesanales y puestos de street food se pueden encontrar por cada una de sus calles. Pero con toda la seguridad el gran reclamo son los Ruins Bars, bares situados en el interior de edificios antiguos y de aspecto un tanto en ruinas (tal y como su apodo anima) que se llenan de buen ambiente joven y alternativo donde disfrutar de una cerveza, vino húngaro o chupitos de Palinka (licor húngaro), quizá recordando un poco al estilo de algunos de los barrios de Berlín. Uno de los bares más conocidos sobre todo por los turistas es el Szimpla Kert (Kazinczy utca 14), contando con una programación de conciertos, cine, mercados de diferente índole.

dónde está Barcelona

Qué saber:

Fue la segunda capital del imperio austro-húngaro, un gran poder que se disolvió en 1918 tras la I Guerra Mundial. Budapest fue centro de numerosos episodios históricos como la Revolución Húngara en 1848, la República Húngara de los Consejos en 1919, la Operación Panzerfaust en 1944, la Batalla de Budapest en 1945 y la Revolución de 1956.

qué ver en Barcelona

Qué no perderse:

De visita obligada es visitar los exteriores del Parlamento frente al Danubio, atravesar el Puente de las Cadenas y relajarse en uno de sus muchos balnearios de agua caliente.

qué comer en Barcelona

Qué hacer:

No puedes irte de Budapest sin probar algunos de sus platos típicos como el gulash o el lángos. ¡Están buenísimos!

qué comer en Barcelona

¿Lo sabías?:

¿Sabías que los famosos leones situados en el Puente de las Cadenas no tienen lengua? Se descubrió el error el día de la inauguración y, según la leyenda, el arquitecto ante tal disgusto se suicidió tirándose a las aguas del Danubio.

¿Cómo llegar a Budapest?

La Estación Budapest-Keleti es la principal estación de ferrocarriles internacionales y de trenes IC en Budapest y Hungría. El nombre de la estación hace referencia a la localización más oriental de la misma, pues Keleti significa “este”, cercano a Transilvania y los Balcanes. Budapest Keleti ofrece conexiones con destinos internacionales como Viena, Sarajevo, Berlín o Bratislava. La estación cuenta con diferentes tipos de servicios para el pasajero como, por ejemplo, cajero automático, oficina de objetos perdidos, punto de información turística o cabinas telefónicas.

Llegar a la estación de Budapest - Keleti en transporte público, la mejor forma es llegar con las líneas de metro M2 y M4. En autobús urbano, las líneas 7, 73, 173 y 7E tienen parada en la estación. También hay una parada de taxis disponible las 24 horas del día con el que poder desplazarse a los diferentes puntos de la ciudad. Quienes lleguen a la estación en coche privado, la estación también cuenta con un parking público donde poder estacionar el vehículo.

La Estación de Autobuses Budapest-Népliget, a la cual llegan numerosos autobuses tanto nacionales como internacionales. Entre las compañías principales que operan desde esta estación es Volanbusz, Eurolines y Student Agency.

Para llegar a la estación de Budapest Népliget se puede hacer uso de varios medios de transporte público. En metro, la línea M3 con parada “Népliget”, las líneas de autobuses 103, 254, 901, 9­14, 937, 950 o las líneas de tranvía 1 y 1A llegan hasta la estación.

El Aeropuerto de Budapest-Ferenc Lizt está a 16 kilómetros del centro de Budapest y es a donde llegan los vuelos a Budapest. Fue construido antes de la Segunda Guerra Mundial y destruido después de ella. Desde 1947 hasta la década de los 80 atravesó un periodo de reconstrucción en el que se amplió y modernizó. Cuenta con dos terminales, una destinada a vuelos de compañías low cost y otra para las regulares. La compañía de bajo coste Wizz Air tiene como hub este aeropuerto.

El transporte público comunica muy bien el aeropuerto de Budapest con el centro de la ciudad. En autobús, la línea 200E conecta la terminal 2 con la parada de metro M3 (línea azul) Kőbánya-Kispest. Este autobús funciona entre las 4.00 y las 23.00 diariamente, con una duración aproximada de 30 minutos. En tren, desde la estación de ferrocarril Ferihegy (accesible en bus línea 200E durante y el día y la 900 durante la noche). También se puede coger un tren desde el aeropuerto hasta la Western Railway Station, cuyo viaje tan solo dura 25 minutos por 300 HUF. El tren funciona todos los días de 9.00 a 22.00. Otra opción es coger un taxi en una de las paradas a las afueras del aeropuerto. Un trayecto al centro de la ciudad puede costar entre 5.900 HUF y 6.500 HUF (18€-21€). El trayecto dura alrededor de 30 minutos y, si se quiere ir en coche privado, se ha de saber que está muy bien señalizado el camino.

¿Cómo moverse por Budapest?

El sistema de transporte público de Budapest es la opción perfecta para desplazarse dentro de la ciudad, sobre todo para los turistas. Es un medio eficaz y uno de los más económicos de las ciudades de la Europa Occidental. La ciudad cuenta con una amplia variedad de tranvías, autobuses, trolebuses, metro y trenes urbanos. Hay más de 200 autobuses urbanos que recorren la ciudad, más de 40 de tranvía, 15 líneas de trolebús, 4 líneas de metro (en proceso está la quinta) e incluso funicular. El mismo billete que se compre es válido para cualquiera de los medios de transporte públicos de Budapest.

Moverse en bicicleta por Budapest requiere especial atención, pues hay que tener mucho cuidado con los adoquines y las vías de los tranvía. Las vías principales de Budapest están prohibidas para la circulación de bicicletas pero poco a poco se están ampliando los carriles bici de la ciudad. Actualmente son 200 los kilómetros de carril bici que cruzan la ciudad y además cuenta con 6 recorridos de rutas internacionales de bicicleta llamados EuroVelo que llegan hasta el centro de la ciudad.

El servicio municipal de bicicletas se llama BuBi (Budapest-Bicycle) el cual requiere un registro previo y los 30 primeras minutos de uso es gratuito. Después, cada hora de uso es similar al precio de un billete sencillo de transporte público (350 HUF). También hay otras empresas privadas que ofrecen alquiler de bicicletas para turistas, como por ejemplo Budapest Bike por 2.500 HUF al día o Bikebase por 2.000 HUF al día.

Con la app de Omio, planear tu viaje es facilísimo

Te llevamos adonde quieras. Nuestra app cuenta con notificaciones de trenes en tiempo real y billetes electrónicos, y es ideal para planear tu viaje.

ios-badge
android-badge
Hand With Phone