Viajes a Ámsterdam: trenes, autobuses y vuelos baratos

mié., 20 mar.
Así de fácil
Con más de 800 compañías de transporte asociadas ¡tienes dónde elegir! Descubre los viajes más rápidos y baratos.
Viaja a tu manera
Viaja en tren, autobús o avión por toda Europa.
En cualquier momento y lugar
Sabemos que un viaje es más que comprar billetes y estamos aquí para lo que necesites.

Contamos con la confianza de estas compañías.
Vendemos todos los billetes en una sola plataforma.

Flixbus
Easyjet
Deutsche Bahn
SNCF

Sobre Ámsterdam

Ámsterdam es la capital de los Países Bajos y la ciudad más grande del país. Se encuentra situada en el norte de Holanda y es bien conocida por sus maravillosos canales que le han situado en la lista de patrimonio protegido por la UNESCO. Ámsterdam cuenta con numerosos puntos de interés y museos y es, sin lugar a dudas, una ciudad muy popular por los turistas europeos.

La historia de la ciudad bien se puede remontar al siglo XIII, siendo por entonces un pueblo de pescadores. En este mismo siglo se construyó una presa (dam en holandés) sobre el río Amstel que dió origen al nombre de la ciudad, Ámsterdam. Desde el siglo XIV se empieza a posicionar la ciudad como centro comercial siendo ya en el siglo XV la ciudad más importante de los Países Bajos. La ciudad se fue ampliando construyéndose canales como manera defensiva y abastecimiento de agua a la población. El siglo XVII fue el siglo de oro de Ámsterdam, siendo una de las ciudades más grandes junto a Londres y París, lo que llevó a la construcción de un gran número de casas y canales. Fue a partir de 1680 cuando la población empezó a decrecer hasta la Revolución Industrial cuando volvería a ir de nuevo en aumento. Entre la década de los 70 y los 80 la ciudad empezó el periodo de renovación y hoy en día se puede decir que es un lugar muy popular para vivir, donde numerosas compañías han decidido establecer sus sedes y con dos universidades que atraen a estudiantes de todo el mundo.

La guía rápida de Omio


Qué saber: El turismo es una fuente económica muy importante, siendo visitada por 4.5 millones de turistas cada año.
Qué ver: La Marienplatz es el centro de la ciudad y donde se encuentran los edificios más importantes como el Ayuntamiento.
Qué hacer: Imprescindible también es visitar al menos uno de los grandes museos que alberga la ciudad como el Museo Van Gogh o Rijksmuseum.
¿Lo sabías? Cuenta con 90 “islas” la ciudad, 1532 puente y 252 viaductos en el centro de la misma.

Cómo viajar a Ámsterdam

Amsterdam Centraal es la principal estación de ferrocarril de la ciudad. Fue construida en el siglo XIX y actualmente cuenta con 15 andenes y tiene conexiones con toda Holanda, además de rutas de tren internacionales como Bruselas, Berlín o París. Por la estación se calcula que pasan cada día alrededor de 260.000 pasajeros, siendo la segunda estación de trenes más transitada del país después de la de Utrecht Centraal. A los alrededores de la estación además hay acceso al transporte público de todo tipo: tranvías, autobuses, metro y servicio de ferry.

Se puede llegar en transporte público hasta la estación a través de autobús, tranvía, metro e incluso ferry. Se considera la localización de la estación como el centro de la ciudad, por lo que andando se puede llegar a muchos de los atractivos de la ciudad. El tranvía para en justo en frente a la estación y con él se puede llegar a puntos de interés como el Museumplein.

Se trata de una estación de trenes pero también ofrece paradas para autobuses, ya que no existe una estación de autobuses como tal. Está destinada sólo a los autocares del proveedor Ouibus, quiénes operan a destinos como París, Bruselas o Londres.

A esta estación también se puede llegar en transporte público gracias a los servicios de autobús 41 o las líneas de metro 50 o 54. Llegar en coche a Duivendrecht es una manera rápida ya que en apenas 15 minutos se puede alcanzar a través de la carretera s112.

El Aeropuerto de Ámsterdam Schiphol es el aeródromo más grande de los Países Bajos proporcionando numerosas conexiones europeas e intercontinentales en más de 300 destinos. Entre los destinos más populares está Londres, Barcelona, París y Nueva York. El aeropuerto tiene un tránsito medio de pasajeros de 52.6 millones, los cuales además pueden disfrutar de varias tiendas y restaurantes en la llamada Schiphol Plaza.

El aeropuerto se encuentra la estación de trenes que conecta directamente con la estación de Amsterdam Centraal. Cada hora hay entre 7 y 8 trenes que salen de los andenes 1, 2 y 3 hacia esta dirección con un coste de 5€ el ticket y una duración de aproximadamente 20 minutos. Para llegar con el autobús al centro de la ciudad, hay varias conexiones que lo permiten, por ejemplo, las líneas 197 y 370. Los autobuses salen cada 15 minutos y también hay servicio nocturno con las líneas 97 y 358, los cuales realizan la misma ruta que los anteriores. Los autobuses se pueden coger desde la Schiphol Plaza, en frente de las terminales de llegadas y salidas, tienen una duración de 30 minutos.

.

Cómo moverse por Ámsterdam

Como ciudad ciudad grande y poblada que es Ámsterdam, las opciones para moverse alrededor de la ciudad son muy variadas. Desde optar por el servicio de transporte público hasta alquilar una bicicleta y desplazarse a lo largo del carril bici del que cuenta y se enorgullece la ciudad. ¡Haz clic en el medio que más te atraiga para saber más detalles!


Moverse en transporte público por la ciudad es muy fácil ya que la red que lo forma es muy amplia y conecta zonas muy distintas tanto en tren, como en tranvía, metro, autobús o ferry. El transporte público es un sistema muy usado por los habitantes de Ámsterdam debido a su eficacia. Éstos suelen tener la OV chipkaart, una tarjeta con la que cada vez que usan el transporte público la tienen que comprobar en las respectivas máquinas de cada medio de transporte. Sin embargo, este sistema para el turista no es el más adecuado sino, por ejemplo, uno de las varias opciones de billete que la compañía de transportes públicos ofrece.

  • Precios de los billetes: Los billetes son válidos para el autobús, metro y tranvía y tienen diferentes precios en función a las horas durante las cuales se pueda usar: ticket 24 horas, 7.50€; 48 horas, 12€; 72 horas, 16€; 96 horas, 20.50€. También hay la opción de comprar 12 billetes para transporte nocturno por 30€.
  • Descuentos: Para los turistas una buena opción es la Amsterdam Travel Ticket, la cual incluye transporte a y desde el Aeropuerto de Schiphol en tren y es válida durante dos día con viajes ilimitados todos los tranvías, autobuses, metro y ferries. La tarjeta I am Amsterdam City Card es válida para 24, 48 o 72 horas. Con ella, además de tener transporte público ilimitado, incluye un mapa detallado y acceso gratuito a varios puntos de interés de la ciudad. También hay tarifa especial para niños de 2.50€ el billete individual.
  • Servicio nocturno: A partir de medianoche las líneas regulares cesan sus servicios pero quedan disponibles 12 rutas con salida desde la estación centro. El billete individual cuesta 4.50€.

La bicicleta es el medio de transporte más popular entre sus habitantes y es la manera más fácil de conocer la ciudad. Se calcula que hay más de 600.000 bicicletas recorriendo los más de 400 kilómetros de carril bici en Ámsterdam. Casi la mitad del tráfico lo ocupa la bicicleta, por lo que se aconseja evitar la hora punta para evitar estrés: de 8 a 9 y de 17 a 18, ya que miles de bicicletas saturan la ciudad.

OV-Fiets es el nombre que reciben las bicicletas de uso público de Ámsterdam. No son muy frecuentes su uso, ya que la mayoría de los habitantes cuentan con su propia bici ya que es económico conseguir una y más cómodo. El precio de las bicicletas OV-Fiets es de 10€ por la suscripción y 3.15€ por cada viaje de hasta 24 horas. Además del servicio municipal del alquiler de bicicletas, existen muchos negocios privados que alquilan bicicletas por una media de 10€ al día.


El uso de taxis en Ámsterdam es bastante común debido a los numerosos turistas que visitan la ciudad y hacen uso de este recurso o incluso por habitantes de la propia ciudad que no disponen de vehículo propio.

  • Tarifa básica: El precio máximo para el inicio de la carrera es de 2.83€ y el máximo precio por kilómetro 2.08€. El precio máximo por minuto es de 0.34€
  • Teléfono de servicio de taxis: Taxicentrale Amsterdam (TCA) 020-777 7777, Taxi 020-221 0059 and Taxistad 020-208 0000
  • Apps de taxis para móviles: TCA app

21 cosas que ver y hacer en Ámsterdam

21.- Date un capricho culinario en el Mercado de Albert Cuyp


Si quieres probar el producto local a un precio asequible tienes que dar una vuelta por el Mercado de Albert Cuyp. Se trata del mercado más grande de Ámsterdam y tiene lugar de lunes a sábado entre las 9 y 5 de la tarde. En él podrás encontrar fruta fresca, especias además de platos típicos holandeses como sándwiches de arenque, rollitos de huevo o gofres con sirope de caramelo y otros ingredientes.

20.- La mayoría de los establecimientos no aceptan tarjetas de crédito no holandesas o de débito

Muchos establecimientos no admiten como método de pago tarjetas de crédito que no sean de bancos holandeses o tarjetas de débito. Son muchos los viajeros que no se esperan esto y puede llegar a ser un problema a la hora de visitar Ámsterdam y pagar en alguna tienda o restaurante.

19.- Las propinas

Algo a lo que no estamos demasiado acostumbrados los españoles es en dejar propinas en bares y restaurantes. En Ámsterdam está bien visto hacerlo, dejando alrededor de un 10% sobre el precio total de la consumición. Pero, de cualquier modo, ¡cada uno puede escoger qué hacer!

18.- Busca conciertos gratuitos antes de salir

Ámsterdam es un centro muy importante para los amantes de la música, tanto clásica como electrónica. Para quienes simpatizan más con la primera, el Concertgebouw ofrece conciertos gratuitos todos los miércoles a las 12:30 desde septiembre hasta junio. Estas sesiones son muy conocidas y populares, por lo que se recomienda llegar con cierta antelación para tener un lugar asegurado.

De cualquier modo, es altamente recomendable echar un ojo a su página web antes de ir para asegurarse que no hay ningún cambio. Se pueden conseguir entradas para las salas más pequeñas hasta una hora antes de que empiece el concierto. Sin embargo, para la sala general no hace falta entrada.

17.- Compra botellas de agua en los supermercados

Como es de suponer, al ser una ciudad tan visitada por turistas, conseguir botellas de agua en las zonas más turísticas puede costar considerablemente más dinero que en los supermercados. Localiza un Lidl o Aldi cerca para hacerte con suministros.

16.- Hazte con un billete de transporte sin límite

Estando solo un día o una semana, hazte con un ticket sin límite para el transporte público. Un billete sencillo cuesta 2.90€, por lo que si usas transporte para ir de un lado a otro varias veces puedes notar al final del día tu cartera un poco más vacía… Los billetes tienen un precio a partir de 7.50€ y el semanal de 33€.

Nota: Todos los billetes que compres para el transporte urbano son válidos para ser usados tanto para buses como para el metro durante tu visita a Ámsterdam.

15.- FEBO

Algo realmente sorprendente en Ámsterdam es la gran cantidad de locales de comida-rápida repartidos por toda la ciudad. La gran diferencia con otros establecimientos similares es que no será una persona quién te dará tu consumición, sino una máquina expendedora. Patatas fritas, perritos calientes, croquetas, hamburguesas… Todo a mano en cualquier momento del día.

14.- No te vayas sin probar las Stroopwafel

A los holandeses les encantan sus Stroopwafel, wafels de caramelo con forma redonda y crujientes. ¿Dónde conseguir las mejores? En el mercado Albert Cuyp, mencionado con anterioridad.

13.- Los bares más baratos se encuentran, por lo general, en los propios hostales

Ámsterdam destaca por muchos aspectos pero no precisamente por tener las consumiciones más baratas de Europa. No vayas con la idea de encontrar a grupos de post-adolescentes de vacaciones borrachos en el vestíbulo de los hostales, ya que muchos de ellos cuentan con bares muy chics de los que disfrutar.

12.- Clubbing

Si te gusta la música electrónica, es más que un deber ir a un club durante tu viaje a Ámsterdam. Chequea la programación de cada semana en páginas como Resident Advisor y escoge el club que te interese más. ¿Quizá Chicago Social Club? ¿Radion? ¿o mejor De School? Cualquiera que elijas la buena fiesta estará más que asegurada.

Tampoco te pierdas las fechas de los festivales de música electrónica que tienen cita anualmente en Ámsterdam como el ADE.

11.- Adquiere tu entrada para los museos con antelación

Otro gran atractivo si están pensando sobre qué visitar en Ámsterdam son sus museos. Cada día se generan largas colas en las entradas de éstos. Sé espabilado y compra en internet la entrada y así no malgastarás una o dos horas de tus vacaciones esperando a comprarla en taquilla.

10.- Haz lo mismo para visitar la Casa de Ana Frank

Con el fin de evitar una vez más largas colas, invertir 0.50€ en lo que cuesta el comprar la entrada online anticipada para visitar la Casa de Ana Frank merece más que la pena…

9.- Noord Island es un tesoro escondido

Para descubrir el lado más alternativo de Ámsterdam tendrás que coger un ferry gratuito detrás de la Estación Central. Afortunadamente no tan concurrido por turistas, esta zona de Ámsterdam está repleta de acogedoras cafeterías, bares extravagantes y de uno de los mercadillos más grandes de toda Europa.

8. AirBnB, posiblemente la mejor opción

Buscando alojamiento en Ámsterdam podrás comprobar que no es lo más económico de Europa. Una de las posibilidades para encontrar precios más razonables es a través de la plataforma AirBnB, donde puedes encontrar habitaciones privadas desde 30€ en el centro de la ciudad.

7.- Una ciudad muy segura

Ámsterdam es, posiblemente, una de las capitales europeas más seguras. Sus habitantes creen que esto se debe a la actitud relajada que tienen en su manera de vivir. Al igual, ¡no pierdas demasiado de vista tus pertenencias!

6.- Vigila tus pasos

Barcos, bicicletas, coches o tranvías. Diferentes tipos de transporte en una misma ciudad. Seguramente escuches el sonido de una bocina y no sepas al instante exactamente de qué lugar proviene. Por éste motivo se aconseja estar atento sobre todo a la hora de cruzar para evitar sustos.

Nota: Especial atención con el carril bici. Muchas veces no se es consciente de su existencia y es mejor evitar malas experiencias en un país extranjero.

5.- Más que Coffee Shops

El consumo de cannabis es posiblemente lo primero que a uno le venga a la cabeza cuando se piensa en Ámsterdam. Pero la verdad es que no tienes que estar interesado en ello plenamente para visitar la ciudad. Hay una larga lista de cosas que hacer en Ámsterdam ya que cuenta con una amplia oferta cultural, magníficos monumentos y, sin olvidar, una interesante historia tras ella.

4.- El idioma no es una barrera

Aunque no hables holandés o tu nivel de inglés no sea el de Oxford, la mayoría de los locales están acostumbrados a los turistas de todo el mundo. Si no os entendéis hablando, el lenguaje universal de los signos y unas cuantas palabras servirán para sobrevivir durante tus vacaciones en gran parte de los casos.

3.- Winkel 43: el mejor Strudel de Manzana

Otro manjar culinario que has de probar cuando vayas a visitar Ámsterdam es la tarta de manzana. Winkel 43 es uno de los lugares favoritos por los locales y visitantes así que aprovecha y haz varias “visitas” durante tu estancia.

2.- Imprescindible: visitar el Museo van Gogh

Uno de los máximos exponentes del Postimpresionismo tiene su propio museo en Ámsterdam: Vincent Van Gogh. Algunas de sus obras más famosos se encuentran aquí, como “Los Girasoles”, “Los comedores de patatas” o algunos de sus tantos autorretratos. También hay hueco para algunas obras contemporáneas de Monet, Toulouse-Lautrec o Gauguin.

1.- ¿Ámsterdam en verano? ¡Perfecto! También tiene su playa

Para los días más soleados, visita Amsterdam Roest, toda una playa urbana localizada al este de la ciudad. Descubre sus bares, el hilo musical de sus calles o simplemente túmbate y disfruta del sol.

Con la app de Omio, planear tu viaje es facilísimo

Te llevamos adonde quieras. Nuestra app cuenta con notificaciones de trenes en tiempo real y billetes electrónicos, y es ideal para planear tu viaje.

ios-badge
android-badge
Hand With Phone